Sonia Peralta

Sonia Peralta

Entre escribir y cancanear, prefiero lo segundo, imprescindible para lo primero. Inconstante y dispersa, escribo por arrebatos y flechazos. Me va lo kitsch y lo irreverente. Si además es algo de lo que se pueda hablar con humor, es que tenemos algo bueno entre manos.