up

UP

¡Que contentos nos pusimos con la victoria de Conchita Wurst en Eurovision, hoygan! Nosotros ya avanzamos que lo transgénero estaba muy TOP, por eso recordamos el Top 10 Trasgender que hicimos en su honor.

Atención al momento meta: Primero fue Macaulay Culkin llevando una camiseta de Ryan Gosling llevando una camiseta de Macaulay Culkin. Y luego Ryan Gosling llevando una camiseta de Macaulay Culking llevando una camiseta de Ryan Gosling llevando una camiseta de Macaulay Culking (aunque sea fake). Pero, ¡esperad!, que después Macaulay Culkin llevó una camiseta de Ryan Gosling llevando una camiseta de MacaulayCulkinllevandounacamisetadeRyanGoslingllevandounacamisetadeMacaulayCulkinllevandounacamiseta… ¡Muy loco!

Resulta que Rihanna hizo un “rompompomp… iPhone Down” y estrelló un teléfono que no era suyo mientras se hacía una selfie. Pero la chica lo ha compensado donando 25k a caridad, y eso es bien aunque no tenga nada que ver y le haya salido el selfie un poco caro. Riri, hija, ¿no te salía más a cuenta pagar el teléfono y ya?

Cuidadín, que después de llenarnos a todas con logos del McDonalds y tan pichis, ahora Jeremy Scott amenaza con hacer lo propio con una colección de Moschino para hombre. ¡Eso queremos verlo!

 

down

DOWN

Primero fue la pelea entre Solange y Jay-Z en un ascensor del hotel donde tuvo lugar la MET Gala (con bien de patadas voladoras de Solange a Jigga rollo “Street Fighter” y algún que otro escupitajillo). Pero esto ya es old news, luego saltó la noticia de que la pequeña de los Knowles había borrado todas las fotos de su hermana de su cuenta de Instagram y más tarde han salido cosas como que la pelea fue por culpa del after de Rihanna. Y estamos convencidos de que la cosa aún no ha terminado. Como diría la chacha de “Un Príncipe Para Laura“: ¡está bonita esta telenovela!

Aquí se preguntan si a La Perla se les ha ido un poquito la mano con este maniquí. Y, oye, pues un poco sí.

Tenemos que decir que nos parece FA-TAL el ninguneo que se ha hecho a la actuación de Polonia en Eurovisión. Aunque, claro, como dice una amiga nuestra: “no iba dirigida al público objetivo“.

Oye, Lily Allen, no haces cosas como decir que no a un cameo en “Juego de Tronos”. Ni siquiera porque te pidieran que tuvieras escenas raritas con tu hermano. ¿No será más bien que te negaste a salir porque te han pidieron que fueras un personaje de la Casa Greyjoy y los Greyjoy no molan NADA?

No Hay Más Artículos