UP

Las colecciones Resort 2012: Gucci, Prada, Proenza Schouler, Chloé… Mucho más llevables que las de temporada, y que para el próximo año vienen coloridas, alegres… Perfectas, ¡damn! Las queremos todas y echarnos al mar en un yate escuchando Tennis y bebiendo Albariño hasta morir. Sí, necesitamos unas vacaciones.

Diane Kruger en este vestido de Alessandra Ritch. El color, la forma, cómo le queda, su perfecta cara de “a que voy mona” como si la cosa no fuera con ella… La perfección hecha mujer. Y encima nos cae bien, que no nos puede dar rabia ni nada.

Por fin se puede ver el tráiler de la nueva película de los Muppets… ¡en la que Miss Peggy hará de editora de Vogue! Que tiemble DelloRusso, porque ya tenemos editora más carismática ever.

Mientras algunos nos debatíamos entre el odio y el hastío con el personaje de su madre, Sally Draper, la precoz hija de Don Draper se convertía en la auténtica estrella de la última temporada de “Mad Men“. Pues Sally, que en realidad se llama Kiernan Shipka, es tan precoz en la ficción como en la realidad y ya diseña sus propios vestidos. Cursi y pomposilla, pero contenida y muy mona. Que aprenda la espantaja de January Jones, que va de zorrón en peor.

Para celebrar que el próximo día 26 empieza la cuarta temporada de “True Blood“, os recomendamos esta línea de belleza de tres productos creada entre Tarte y Brigitte Myre-Ellis, la directora de maquillaje de la serie. ¡Tres productos bloody awesome! Que más que enviarte con Sookie al Reino de las Hadas, te pondrán al nivel de zorrupia sanguínaria de Pam.

Los niños del nuevo anuncio de American Apparel. Nuestros dientes rascando el parqué del suelo, lo juramos.

.

DOWN

Cada vez corren más rumores que dicen que Carine Rotfield volverá al mundo editorial (del que fue despachada por Vogue hace unos meses). Después de presumir de que quería dedicarse “a sus proyectos personales” -¿tener hijos?, ¿criar gallinas?, ¿aprender makramé?-, resulta que esos proyectos personales se reducen a sacar una revista de moda independiente. ¿Dónde termina la especialización y dónde empieza el encasillamiento? Boring.

Ahora resulta que el candidato más firme a ocupar el puesto de Galliano a la cabeza creativa de Dior era Azzedine Alaïa… y que rechazó el puesto. Según comentó a The Financial Times, con su firma ya tiene suficiente (¡pero el mundo no!), y no le apetece atarse a los plazos espartanos de una firma tan grande como Dior. Sólo de pensar en las grandes creaciones que podrían haber salido de esta alianza y que no veremos nunca… Y, claro, luego está este sin vivir de no saber todavía qué pasará en la casa francesa.

Y hablando del D(ior)emonio, el juicio contra John Galliano está más on fire que nunca. Su abogado ha hecho público que alega locura transitoria como consecuencia de las adicciones que sufre el modisto: al alcohol, las pastillas para dormir, la cocaína… Que un poco drogota sí que es, pero que le dicen antisemita sin ser él nada de eso.

Los escándalos no dejan trabajar tranquilo a nadie en Marc Jacobs. Patrice Lataillade, jefe financiero, denuncia a la firma porque según él, esta no querría que aireara los supuestos abusos que Robert Duffy haría a muchos de los trabajadores -como él mismo- , que incluirían invitaciones a que aprendieran a hacer pole dancing. Reconocemos que imaginarnos al staff de Marc Jacobs haciendo pole dancing mientras crean las nuevas colecciones nos parece sugerente y original, pero tanto pollo cocido en la misma cocina ya huele y cansa.

Que Inditex sea ahora mismo la empresa de moda más valiosa en Bolsa del mundo, por encima de H&M, y que encima la firma sueca esté perdiendo activos. ¡Esperemos que el anuncio de la colaboración con Versace de este otoño sirva para levantarla de nuevo!

Atención blackberryfílicas. Se ha descubierto una nueva enfermedad asociada al abuso del uso de estos terminales telefónicos: el cuello de Blackberry, una enfermedad que provocaría antiestéticas arrugas en la parte trasera del cuello como consecuencia de tener la cabeza continuamente inclinada para comprobar el mail, postear en Facebook y cotillear cientos de páginas inservibles al cabo del día. Lo que faltaba ya.

El vestido de carne de Lady Gaga expuesto en el Rock&Roll Hall Of Fame. Really? ¿El mismo vestido de carne? ¿Ese que llevó hace ya meses y que, por pura ley de la naturaleza debería de tener acabado en flecos en forma de gusanos? ¿Es que nunca pararemos de hablar de Gaga en esta sección? ¿No se supone que la odiamos?

No Hay Más Artículos