teledirigido-10

Las nominaciones a los Emmy por fin se han hecho públicas… Y nuestra sección Teledrigido se muestra particularmente aburrida al respecto.

 

No hay que ser un gran experto para imaginar qué asunto ha centrado nuestra atención esta semana: efectivamente, han sido las nominaciones a los Emmy, que se hicieron públicas el pasado jueves y a muchos nos han dejado con una cierta sensación de decepción. Se había hablado de renovación, de cambio de ciclo, de que esta iba a ser por fin una edición llena de novedades… y, al final, hemos tenido más o menos lo de siempre. Ya ni siquiera se trata de que nominen lo que nosotros nos gusta (que “The Good Wife” no compita a mejor drama debería ser motivo suficiente para enviar sicarios a la puerta de cada académico, pero eso es otra historia), sino de que los Emmy transmiten un conservadurismo y una sensación de inercia que hacen que ni siquiera puedan ya resultar entretenidos. ¿De qué sirve seguir nominando “Mad Men” y al pobre Jon Hamm si ellos mismos ya han decidido que el tiempo de premiarla ya ha pasado? ¿Qué sentido tiene mantener a “Downton Abbey” en un nivel que, por mucho cariño que le tengamos, todos sabemos que le viene grande? Y, sobre todo, ¿qué cojones tiene que pasar para que Jim Parsons y su odioso registro único desaparezcan de una vez de la faz de la tierra?

En fin, que en el momento de la verdad, renovación la justa: no ha entrado “Masters of Sex“, no ha entrado “The Americans“, no ha entrado Tatiana Maslany y (ojo a esto) “Hannibal” ha recibido un total de CERO (repetimos, CERO) nominaciones. ¿Novedades? Pues “Orange Is The New Black” entra con fuerza en el apartado de comedia y parece en este momento la mejor candidata para acabar con el reinado de “Modern Family” (honor que parecía reservado a “Veep“), “True Detective” entra a lo grande como era de esperar e incluso pone a competir entre sí a sus dos protagonistas y, entre lo más inesperado, Cersei desbanca a Daenerys: Lena Headey se ha conseguido colar en una categoría, la de actriz secundaria, en la que por otra parte tampoco parece tener demasiadas opciones. Las series más nominadas son, por este orden, “Juego de Tronos” (19 candidaturas), “Fargo” (18 y sí, ya sabemos que tenemos pendiente hablar de ella) y “American Horror Story: Coven“, con 17. Por si tenéis curiosidad, la lista completa la tenéis aquí, pero recordad: estos premios carecen de interés desde el momento en que sabemos que volverán a ignorar a Christine Baranski.

Y ya sabemos que hablar de premios siempre resulta muy entretenido, pero sigue habiendo un mundo ahí fuera, así que aprovechemos para dar al menos algunas pinceladas en un par de parrafitos. Por ejemplo, hablando de un par de nuevas series que quizá estemos comentando de aquí a unos meses. La primera de ellas es “Badlands“, nuevo proyecto que AMC ha aprobado directamente para una primera temporada de seis episodios que debería emitirse a finales de 2015 o principios de 2016. Por si alguno se lo está preguntando, nada que ver con la película de Terrence Malick: se trata de un drama de artes marciales, basado en un cuento popular chino con un guerrero y un niño como protagonistas. La segunda nos deja un titular algo desconcertante: “MTV quiere su propia Juego de Tronos“. Y para ello ha confirmado la producción de “Shannara“, saga literaria de magia y aventuras cuya adaptación ya ha visto confirmada una primera temporada de diez episodios. Finalmente, Jon Favreau se cae del proyecto (aunque se mantiene como productor ejecutivo) y el director de los primeros capítulos será un tal Jonathan Liebesman, responsable de… la nueva película de las Tortugas Ninja. Planazo.

¿Y qué hay de las viejas conocidas? Pues ya sabemos que “Orphan Blacktendrá una tercera temporada, y empiezan a tentarnos con los teasers de sus nuevas temporadas “The Walking Dead” (para los inconscientes que aún seguís con ella, así pinta la quinta temporada) y “Sons of Anarchy” (que también ha dejado ver un teaser de la que será su última entrega, todavía sin fecha de estreno confirmada). Otra que se despide es “Boardwalk Empire“, que estrenará el 7 de septiembre una última temporada más breve de lo habitual (ocho episodios) y poco a poco vamos conociendo más detalles de “Better Call Saul“, esa precuela de “Breaking Bad” que veremos a comienzos del año que viene. Por allí pasarán Jonathan Banks o Michael McKean, y ahora sabemos que la acción tendrá lugar seis años antes de que el abogado conozca a Walter White y que el tono de la acción será dramático, aunque con toques de humor negro. Vince Gilligan dirigirá el piloto y AMC ya la ha renovado (así, antes de empezar) por una segunda temporada de trece episodios. La cadena parece tener casi más fe en el producto que el propio Gilligan, que hace una semanas expresaba en tono de broma sus dudas sobre si este spin off sería como “AfterMASH” o como “Frasier“. Por aquí tenemos todas las dudas del mundo pero, hombre, si alguien en televisión merece un voto de confianza ahora mismo es él, ¿no?

No Hay Más Artículos

Send this to a friend