dotore-balinesa

El lanzamiento de “Variaciones” es inminente… Y, mientras tanto, el vídeo de “Balinesa” nos recuerda por qué nos enamoramos inicialmente de Dotore.

 

Cuando nos topamos con los nuevos temas de Dotore, lo primero que hicimos fue rendirnos ante el cambio que había experimentado su sonido (puedes comprobarlo en este Fantastic Radio y en este otro). Acostumbrados al folk dulce y al pop-rock soleado que había practicado en sus dos primeros trabajos (“Demonios al Otro Lado del Océano” -Primo, 2007- y “Los Veranos y Los Días” -Sones, 2011-), las nuevas canciones de Pablo Martínez Sanromá se revelaban ante nuestros ojos como algo nuevo, original e infinitiamente seductor. Una maravillosa voluntad de salir de la rutina, tanto para el artista como para quien escucha.

Pero resulta que, ahora, volvemos a toparnos con “Balinesa” con la excusa de que “Variaciones” (Sones, 2014) está a punto de salir a la calle y que este ha sido elegido como single de lanzamiento, con un precioso vídeo realizado por ANDANADA. Y precisamente ahora, cuando volvemos a escuchar este corte habiéndolo interiorizado previamente, en vez de las diferencias respecto a lo realizado previamente por Dotore se nos revelan las similitudes… Al fin y al cabo, ¿no sigue siendo esta canción un viaje a lo largo y ancho del mapamundi subidos a una alfombra voladora tejida en emociones cálidas y dulces? ¿No era esto lo que siempre nos enamoró de la música de Dotore?

Sea como sea, hay que reconocer que el vídeo de ANDANADA también sirve para dejar al descubierto esta conexión con la obra previa de Martínez Sanromá: un fondo negro sobre el que se van superponiendo capas de imágenes giratorias entre las que, además de un globo terráqueo y una cabeza de cristal, encontramos al propio Pablo cantando los viajeros versos de “Balinesa“. Un juego de capas de imagen que ayuda a clarificar cómo funciona el nuevo sonido de Dotore: como una superposición de capas que lo acerca a la electrónica pero que, ahora por fin lo vemos, sigue latiendo con el ritmo del mismo corazón de siempre.

 

No Hay Más Artículos