Hay que ver cómo cambian las cosas según cómo se cuenten y de lo que va el intríngulis. El pasado 29 de junio abrió en Madrid, en la Calle Ríos Rosas 56, la primera sastrería de coches del mundo, “Tailor Made by Land Rover“, una Land Rover store que quiere llevar un paso más allá la personalización del nuevo “Range Rover Evoque”, una preciosa máquina que ha ganado premios en todo el mundo y ha rendido a la prensa especializada por su diseño innovador y sexy y sus prestaciones. Partiendo de la base que un coche dice tanto de una persona como sus zapatos o su ropa (incluso más, porque la pasta que se invierte es mayor), esta selectísima tienda ofrece a sus clientes la posibilidad de personalizar su flamante y recién adquirido “Range Rover Evoque” según sus propios gustos y ambiciones. El coche en sí ya fue creado con intención de poder ser lo máximo personalizable posible (por eso existen tres modelos: Pure, Prestige y Dynamic), pero los responsables de esta firma de coches de lujo pensaron que este coche iba a traer consigo usuarios mucho más exigentes y experimentadores. El vehículo en sí es una pasada y las opciones, casi infinitas: doce colores de carrocería a escoger que se pueden combinar con tres colores de techo (incluyendo una opción de techo panorámico), ocho diseños de llantas de aleación, hasta dieciséis interiores, una versión de motor de gasolina y tres de diésel…una locura para hacer de este cacharro todo un caramelo que cualquiera desearíamos tener aparcado en nuestro garaje (o esperándonos en nuestra puerta).

 

Pero, claro, si vendes una golosina suculenta, tienes que hacerlo con un envolotorio que esté a la altura, y la nueva tienda-sastrería Land Rover está diseñada para enloquecer (de gusto) a sus clientes: está concebida como una sastrería británica, con un modelo del “Range Rover Evoque” en el centro como protagonista (para ir añadiéndole las mejoras) y con leit motivs típicos de tienda british (sus tijeras, sus cintas métricas, etc). Todo con tal de hacer la experiencia un momento, bueno, pues eso: de lujo.
Ojo, este no es un punto de venta al uso, pretende ser un lugar único. Lo que viene siendo un taller de tunning high-level, pero oye, cómo mo-la.

No Hay Más Artículos