Había quien todavía no se creía que Slowdive han vuelto para quedarse… Pero su nuevo single “Star Roving” prueba que siguen en plena forma.

 

De un tiempo a esta parte, hemos hablado del retorno de varias bandas ilustres que decidían abrir su cajón de canciones olvidadas y jamás publicadas para darles una buena capa de barniz, se lanzaban a la composición de nuevos temas o, simplemente, volvían a pisar un escenario tras muchos años sin hacerlo para consumar, en algunos casos, un esperado regreso que daba la impresión de que nunca se iba a realizar.

Casualidad o no, esos nombres renacidos que han ido apareciendo en estas virtuales páginas coincidían en un período -finales de los 80 y principios de los 90- y un espacio -Gran Bretaña- en los que se convirtieron en referencias del pop-rock alternativo desde su época de apogeo hasta nuestros días: My Bloody Valentine, que completaron su reunión en directo con la edición de “m b v” (m b v, 2013); Lush, que tal como resucitaron -con el EP “Blind Spot” (Edamame, 2016)- volvieron a disolverse; Ride, con disco anunciado para el próximo verano; The Jesus And Mary Chain, con nuevo LP (“Damage And Joy” -Warner, 2017-) y nuevo single (“Amputation”) desvelados; y The Stone Roses, que se limitaron a publicar un par de piezas sin que hubiesen funcionado como adelantos del que sería su primer trabajo en más de dos décadas.

Los últimos en sumarse a esta singular lista han sido Slowdive, que han confirmado los rumores que surgieron desde su regreso en 2014 en torno a la idea de confeccionar nuevo material y dar forma a un futuro álbum a través de “Star Roving”. El single, que rompe una sequía creativa de 22 años (desde que publicaran el lejanísimo “Pygmalion” -Creation, 1995-), presenta a los mejores Slowdive posibles a día de hoy teniendo en cuenta el tiempo transcurrido (ensoñadores, vibrantes y magnéticos) gracias a un ritmo pop vivaz, alejado de sus acostumbrados tempos aletargados e hipnóticos, y a una cascada eléctrica shoegazer que refleja las espirales de energía de sus conciertos más recientes.

Bajo el amparo del sello Dead Oceans, la banda compuesta actualmente por Neil Halstead, Rachel Goswell, Christian Savill, Nick Chaplin y Simon Scott ya ha preparado el camino para que las nuevas canciones en las que han estado trabajando vean la luz muy pronto contenidas en un álbum que sirva para escuchar a Slowdive en presente sin olvidar su legendario e influyente pasado.

Más información en la web de Slowdive.

 

No Hay Más Artículos