Cuando informamos sobre el primer avance de la programación al completo del próximo Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Sitges (que este año se celebrará del 7 al 17 de octubre), ya dejamos avisado que el próximo paso era engordar la Sección Oficial… ¡Y vaya si ha engordado! ¡A base de nombres más que suculentos! Para empezar, destaca (como siempre) la presencia de uno de los directores más bien queridos por el evento. John Carpenter presentará en exclusiva europea “The Ward” (en la foto), film ambientado en un manicomio y que cuenta con Amber Heard (nueva musa del cine de terror) como protagonista. Siguiendo con la presencia internacional en el festival, destacan “Rare Exports: A Christmas Tale” (de Jalmari Helander), con su particular y terrorífica revisión de la leyenda de la génesis del mito de Santa Claus; “Vanishing on the 7th Street”, la última cinta de otro conocido del evento: Brad Anderson (director de “The Machinist” y “Session 9”); “Mother’s Day” (de Darren Lynn Bousman) y su revisión del clásico de la Troma; e “Insidious”, con James Wan alejándose (pero no tanto) de su saga “Saw”.

Como siempre, Sitges seguirá mimando a Oriente como proveedor de miedos y acciones diversas. Por ahora, se agradece el reencuentro con el habitual Takashi Miike y su “Thirteen Assassins”, en la que se alejas de sus pagos habituales para rendir tributo al cine de samurais en la línea tradicional de Kurosawa o Gosha. También destacan “Legend of the Fist: The Return of Chen Zhen” (de Wai-Keung Lau), como la súper producción china imprescindible cada año, y “Red Nights” (de Julien Carbon y Laurent Courtiaud), cinta que transporta el giallo italiano a la Hong Kong en la que está ambientada.

Para el final dejamos, aunque no por menos importante, la presencia española en la Sección Oficial. Dos películas se ocuparán de recordarnos que por estas tierras también sabemos un rato a la hora de provocar repelús… Con “Secuestrados”, el experimentado cortometrajista Miguel Ángel Vivas se lanza a su primer largo arropado por el equipo de “Celda 211”. Y, en “Carne de Neón”, Paco Cabezas amplía los horizontes de su corto del mismo nombre para alejarse (o no) de las comparaciones con el cine de Quentin Tarantino y Guy Ritchie. Nos frotamos las patitas de mosca mutante sólo de pensar e las confirmaciones que faltan…

No Hay Más Artículos