Ramirez Exposure: “La historia de Marc Jonson da para un documental”

Ramirez Exposure está a punto de embarcarse en una gira junto al mito viviente e injustamente semi-oculto Marc Jonson… Aquí nos explica todo sobre su ídolo.

 

En la escena inicial de “Match Point” se observa cómo una pelota de tenis va y viene de cada lado del campo hasta que, de repente, se queda congelada en el aire tras golpear la cinta de la red. Ese instante marca a fuego el desarrollo del film de Woody Allen y demuestra cómo el destino puede jugar a favor o en contra en función de un pequeño movimiento: si la bola cae en el lugar apropiado, victoria; si lo hace en el erróneo, derrota. Así de simple. Así es la vida.

Ahora convirtamos esa pelota amarilla en una canción, de idéntico luminoso color: “Suddenly Sunshine”, de Marc Jonson. Hace poco menos de dos años, Víctor Ramírez, cuando ya había añadido el seriéfilo Exposure a su apellido tomado como nombre artístico, compartía su relectura del tema, posteriormente incluida en su último álbum, “Young Is The New Old”. Publicada esa versión, la lógica indicaba que simplemente se iba a quedar en el lado del campo de Víctor como señal de admiración por uno de los cantautores del pop-rock clásico norteamericano menos reconocidos. Pero, como empujada por alguna clase de poderosa fuerza, llegó a los oídos de Jonson. Y le encantó. Y quiso saber quién la había interpretado.

 

 

Desde entonces, los caminos de Ramirez Exposure y Marc Jonson se entrelazaron de una manera que el valenciano nunca se habría imaginado: “Le debo mucho a esa preciosa canción. Creo que, si no la hubiese versionado, jamás habría sido capaz de contactar con él. La verdad es que, echando la vista atrás, me doy cuenta de que Marc y yo hemos compartido un puñado de buenos momentos. Hemos grabado y girado juntos al mismo tiempo que hemos logrado cultivar una amistad muy especial”.

Víctor se refiere a dos momentos decisivos de su carrera vividos junto al músico estadounidense: la gira que impulsó en 2016 para traerlo a España (y por primera vez a Europa), con el mismo Víctor acompañándole a la guitarra para repasar el repertorio de “Years”, su mítico disco de 1972 que se iba a reeditar; y la grabación de “Young Is The New Old”, en el que Jonson intervino como productor y mezclador.

Ramirez Exposure

Esa conexión profesional y personal, sin embargo, fue mucho más allá, hasta alcanzar tintes literarios. “Estamos locos por cosas que hoy en día a la mayoría de la gente le parecen anacrónicas y que están demodé, pero a ambos nos parecen de una autenticidad y de una belleza únicas. Hablo de una forma de entender las canciones que se ha perdido completamente. El valor que antes tenía el creador de una canción y su obra es algo que parece no va a volver nunca. Ojalá me equivoque. Me gusta pensar que somos un poco Don Quijote y Sancho Panza. Él es un genio loco y yo soy su escudero. Me flipa el hecho de que Marc tenga 66 años y no haya hecho otra cosa que componer música desde que dejó el instituto. Es un tipo apasionante y divertido”.

Con todo, pocos recordaban -algo que, por desgracia, todavía sucede actualmente- la importancia de la figura de Marc Jonson. O, directamente, no la conocían. Por eso resultaba fácil comparar el empeño de Víctor por recuperarla y ponerla en el lugar merecido con el esfuerzo de Stephen Segerman y Craig Strydom relatado en “Searching For Sugar Man” para saber qué había sido de Sixto Rodriguez. “Hay ciertas similitudes”, confiesa Víctor. “Supongo que Marc se siente un poco rescatado. Cuando llegó a España, casi no podía creer lo que habíamos hecho por él. Piensa que, nada más llegar, entró en el local de ensayo a tocar unas canciones que no tocaba con nadie desde 1972. Mi banda y yo disfrutamos cada momento, pero él debió disfrutarlo más que nadie. Tiene que ser bastante extraño que un chaval de un país lejano y con una cultura totalmente diferente a la tuya te escriba para decirte que te admira y que quiere sacarte a dar una vuelta y compartir experiencias, justo en el momento en el que más lo necesitas”. Y completa: “Lo de Marc da para un documental. Sus canciones son maravillosas y su vida es emocionante y está llena de grandes anécdotas divertidas pero también dramáticas. Sería una mezcla casi perfecta entre “The Disaster Artist” y “Searching For Sugar Man”. Tragicomedia. Es decir, la vida”. Efectivamente, la vida. Otra vez.

¿Y por qué hablamos de estas maniobras que parecen dirigidas por la mente de un ser que juega un partido de tenis con la suerte y el talento de los seres humanos? Porque Ramirez Exposure y Marc Jonson volverán a embarcarse en un nuevo tour conjunto por España, que se desarrollará durante el mes de mayo: el día 23, en Valencia (Loco Club); el 24, en Madrid (Sala Alevosía); el 25, en Lugo (dentro del Fa Ce La Fest 2018); y el 26, en Carballo, A Coruña (Curruncho Pop). Esta serie de conciertos servirá, al mismo tiempo, para celebrar la primera reedición española en vinilo del mencionado “Years” y del otro álbum de Jonson, “12 In A Room” (editado en 1992), vía Munster Records.

En tan señalado acontecimiento, a Marc y Víctor (más Xavi Muñoz y Marcos Junquera como sección rítmica) se sumará una tercera pieza: Richard Lloyd, emblemático miembro de los históricos Television que también colaboró en “Young Is The New Old” a través de su amistad con Jonson. “Para mí es muy emocionante que forme parte de los créditos de mi disco, pero lo es más el hecho de que vaya a tocar conmigo y con Marc en directo. Nada más ni nada menos que el guitarrista de Television. ¿Cómo se te queda el culo? Es bastante alucinante. Últimamente he estado intercambiando mails con él para hablar sobre la gira, y está muy ilusionado de poder venir a tocar a España con nosotros. La gente debe saber que es la primera vez que Richard va a tocar en algunas de las ciudades por donde vamos a pasar. Es una ocasión única de ver a una leyenda de la historia del rock en nuestro país”, sentencia Víctor.

Eso sí, no faltó una pizca de casualidad -muchas veces fundamental, por si no había quedado claro- para que este tripartito musical se conformara: “La idea inicial era volver a traer a Marc de gira por España y que Ken Stringfellow y Brian Young [otros de los participantes clave en la gestación de “Young Is The New Old”] también vinieran. Ellos se prestaron a hacerlo desde el principio, pero por motivos de agenda no era posible. Ken estará en plena gira del 30 aniversario de The Posies y Brian tocando con The Jesus And Mary Chain. A pesar de esto, teníamos que hacer algo especial para celebrar toda esta historia tan sui generis, así que mi manager me dijo: ‘¿Por qué no traemos a Richard Lloyd?’ Nos pusimos en contacto con él y accedió encantado. Tenemos cuatro conciertos, pero a lo largo del verano haremos más con Marc, dado que se va a pasar el verano entero en España. Al final, lo que parece muy complicado no lo es tanto cuando se dan las condiciones adecuadas. Grabé un disco con estos músicos y lo suyo era que viniesen a tocarlo conmigo, ¿no?”, afirma Víctor con una naturalidad asombrosa, como si fuese lo más normal del mundo conseguir algo así.

Pero, en realidad, será un conjunto de directos inédito y singular, por lo que todos aquellos que vayan a asistir a alguno de ellos deben tener en cuenta que “el set estará dividido en varias partes. En la primera, repasaremos las canciones de “Young Is The New Old”. En la segunda, haremos un recorrido por las mejores canciones de Marc, centrándonos especialmente en “Years” y “12 In A Room”. Luego, Richard hará un set especial repasando su trayectoria y, al final, acabaremos todos juntos tocando unas canciones sorpresa. Serán conciertos muy especiales y creo que el público va a alucinar un montón. ¿Tocará Richard alguna canción de Television? Tendréis que venir a los conciertos para averiguarlo”. Por tanto, aviso para navegantes y fans de Television, ya que quizá tengan la oportunidad de catar en vivo una porción de los legendarios “Marquee Moon” o “Adventure”, que ha cumplido recientemente su 40 aniversario.

Y, como avanzaba Víctor más arriba, los seguidores de Marc Jonson podrán volver a verlo sobre las tablas el próximo verano junto al valenciano en diferentes formatos. A este paso, nuestro país va a convertirse en su tierra adoptiva. “Adora España. Le encanta tocar para el público español. Siempre habla del concierto que dimos en el Café Berlín de Madrid. ¡Está obsesionado con ese concierto! La verdad es que fue muy especial. Entre el público había gente muy guay como Luis Auserón o Juan de Pablos, personas que merecen todo mi respeto por la contribución que han hecho por la música en España: uno por ser integrante de una de las mejores bandas españolas y el otro por difundir el mejor pop en las ondas”.

“Después de ese concierto”, prosigue Víctor, “sucedió algo que Marc necesitaba desde hacía tiempo. Había fans que se acercaban para charlar y hacerse fotos con él. Eso le da mucha vida. Recuerdo que había un chico que llevaba una edición muy difícil de conseguir de “Years” entre las manos y le pidió que se la firmara. Marc le preguntó cómo demonios la había conseguido y el tipo simplemente sonrió. Esa edición vale bastante dinero actualmente. Me encantaría ver a más gente de todas las edades en los próximos conciertos haciendo lo mismo. Su música lo merece”. Y remata este emotivo relato con uno de esos deseos que deberían hacerse realidad como un acto de justicia poética: “¿No sería fantástico que Marc conquistase España y luego se extendiese al resto del mundo? Sería una preciosa contradicción que ya ha ocurrido: la de un cantautor norteamericano de culto teniendo mucho éxito en un país que no es el suyo. Es algo improbable, pero no imposible, y me encanta fantasear con esa idea”.

Las palabras de Víctor reflejan con nitidez el inesperado efecto de aquel instante en que su versión de “Suddenly Sunshine” golpeó en la red, pasó al campo de Marc Jonson y cayó en el sitio adecuado. Pero no ganó sólo él, sino que ambos salieron vencedores del partido. No le llamen azar, llámenlo destino inevitable. [Más información en el Facebook de Ramirez Exposure]

No Hay Más Artículos

Send this to a friend