Ocho nuevas bandas españolas que deberías escuchar ahora mismo (La Nueva Carne #06)

CLORAH

Clorah

Clorah es el proyecto musical con el que Clara, una diseñadora de Bilbao, enfrenta una crisis extiencial… Y, además, es un animal único que mezcla bedroom pop y trap.

 

VIDA. A veces, ocurre que nuestra vida pierde un poco de su sentido. Y siempre me ha gustado la polisemia de la palabra “sentido”, el que signifique tanto “significado” como “dirección”. Rinde bien la idea de perder el sentido de las cosas, de no saber muy bien ni en qué punto te encuentras, ni hacia dónde ir, y de casi ni recordar de dónde venías. Es lo que le pasó un poco a Clara, una ilustradora de Bilbao quien, como me cuenta por mail, está “en plena crisis de los 32, calibrando la vida y el futuro”. De esta bajona nació Clorah, un proyecto musical con el que Clara -y el efecto cómico, a lo Bart y Bort, es parte del encanto- decidió reírse de esta crisis y de sí misma. Y, por este camino de pasárselo bien, quizás volver a encontrar un sentido. Clorah apenas tiene nueve temas y ni dos meses de vida, pero le auguramos un largo recorrido.

OBRA. Han pasado cerca de seis meses del último La Nueva Carne que publicamos en Fantastic Mag. Y, a título totalmente personal, creo que en este caso la dilación en el tiempo es, en cierto modo, un buen indicador. No hay ningún compromiso que cumplir más del que tenemos con nosotros mismos, con el sacar grupos que realmente nos gusten. Yo, por mi parte, hasta que me topé con “La Pena” (autoeditado, 2018) de Clorah buceando por Bandcamp, no caí en que las demás opciones que tenía eran más bien de relleno. Porque lo que hay en esta ¿mixtape? ¿epé? es la mezcla perfecta entre bedroom pop y trap. Y es algo que (al menos yo) aún no le había escuchado a nadie. Y es algo que creo que merece la pena que escuchéis.

Como toda perfecta mezcla, “La Pena” no llega a ser nunca ni del todo bedroom pop, ni del todo trap, y no tienes muy claro dónde empieza uno ni dónde acaba otro. Tenemos bases de teclados y sintes melancólicos -a veces hasta de inspiración ochentera, como en la malrollerísima “Fantasmah” o en la fantasía cíborg de “Fobia Social/Robot“-, pero también bien de graves y claps. Y, sobre todo, mucho, muchísimo autotune de baja fidelidad. También tenemos la canción-tópico del trap del elogio al lujo y a la ostentación, “Billete Verde”, y algo parecido a un beef en “Nope”.

Pero lo mejor viene cuando Clorah se aleja de los tópicos temáticos del género y se coloca en el lado contrario. Si la música urbana suele tener una gran componente de auto-endiosamiento, ella va y te suelta que “otros ya han ganado / yo ni he jugado / ni me he levantado y ya me he cansado”, que “me quedo sola / me hago la ola y eso no mola” en “Tarde”, o “ven a casa amor / te hago la cena / tengo pa comer desdicha de la buena”. Todo muy de bailar llorando, algo que por aquí nos flipa. [Patri di Filippo] [Más información en el Bandcamp de Clorah]

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend