bricklane

No importa cuántas veces vayas o a qué ciudad le toque estar de moda: Londres siempre mola. Con su frío y esa llovizna permanente que cala cosa mala, su fish and chips, sus tazas de la royal family everywhere, sus double decker buses que huelen a curry y sus lavabos con moqueta (¿por qué? ¿¿POR QUÉ??). Todo esto mola mucho de Londres, pero lo mejor de la capital inglesa son sus mercadillos, que florecen en las calles y barrios como champiñones después de la lluvia. Y un mercadillo que, igual que la ciudad, no pasa nunca de moda es Brick Lane, posiblemente el más exótico, indie y loco de la city.

Desde hace unas temporadas, el mercado de Brick Lane y sus maravillas y tesoros vintage tiene su corresponsal en Barcelona, adoptando la forma del Brick Lane Bcn y acogiendo las tiendas y firmas más punteras y expertas en el tráfico de ropa de segunda mano. Este sábado 5 de noviembre y el próximo 7 de diciembre, Brick Lane Bcn se instalará en pleno corazón del Born, en la calle Corretger número 5 (haciendo esquina con la calle Princesa) con las mejores gangas y joyas del vintagismo barcelonés. En esta edición estarán los chicos de Kinki Merengue Vintage, Lab Couture, La Petite Parade, Layelfish, Psycho Candy y Violeta Vintage con sus mejores hallazgos para que te vuelvas auténticamente loquer y compres como si no hubiera un mañana. Y ya se sabe que la esencia de los mercadillos londinenses no radica solo en el qué comprar, sino también el ambiente que los rodea. Así que, para crear una atmósfera de auténtico london british market, en estas dos ediciones habrá musicón a cargo de Dgeral el día 5 de noviembre y un artista todavía por confirmar para la edición de diciembre.

Pero aún hay más: ¿qué hay más british que los flea markets? Los gin tonics. Pues también: Tanqueray estará allí presentando su nueva combinación “Quatro“, realizada a base de una combinación de cuatro componentes (ginebra Tanqueray, tónica, hielo y lima) y cuatro ingredientes botánicos (enebro, cilantro, angélica y regaliz), una creación que flipará incluso a esos que dicen que no les gusta el gin tonic. Así que este nuevo Brick Lane Bcn va a tener de todo: compritas, musicón y bebercio. Vamos, que como se entere la Reina Madre fijo se pilla el primer British Airways a Barcelona y se planta aquí. Y si ella es capaz de pegarse el viaje, ¿no vas a ir tu que lo tienes al ladito de casa?

No Hay Más Artículos