Ya tenemos nuevo aspirante a ese extraño podio de juegos “indies” en el que últimamente han concursado propuestas tan interesantes como “Limbo” o “Braid”… “Minecraft” es un juego realmente difícil de describir: una aventura en la que te pueden matar y en la que tienes que enfrentarte con monstruos, aunque lo importante es que puedes construir cualquier cosa que se te pase por la cabeza. Eso sí, lo correcto es más bien decir que “Minecraft” será un juego difícil de describir, porque por ahora sigue en una fase alpha en la que, sin embargo, ya ha vendido medio millón de copias (aunque sería más correcto decir que son pre-reservas y no copias). Tal es el éxito de la creación de Markus Persson, un juego que ha desatado una fiebre similar a la que provocó en su momento “Little Big Planet” y sus posibilidades infinitas de recrear otros mundos. Eso sí, de aquí a que “Minecraft” llegue a su fase final, todo puede cambiar, ya que Persson acaba de confirmar que está trabajando en la incorporación de más modos de juego, de multijugador y cooperativo, además de añadir una “narrativa compleja” que será bienvenida… aunque tampoco es que le haga mucha falta.

No Hay Más Artículos