buff-portada

Esta temporada, Buff se alía con las artistas Mila Tovar y Sandra Dieckman para que impriman sobre sus bandanas unos diseños de naturaleza exuberante.

 

Renovarse o morir, que dicen por ahí… Pero este dicho de la abuela tiene un peligro intrínseco: si te renuevas todo el rato y a lo loco, acabas por perder tu propia identidad y no te reconoce ni el tato. Vamos, que este viene a ser el gran peligro de esta vida moderna tan obsesionada con cambiar a toda costa, con quemar puentes y nunca más mirar atrás. Esto le ocurre a algunas marcas que empiezan diseñando pantalones y acaban vendiendo bolígrafos que encapsulan un estilo de vida.

buff-cuerpo

Pero a quien no le pasa lo dicho es precisamente a Buff, la firma de bandanas y/o bufandas (o bragas o como quieras llamarlo) que cada temporada se hace con la colaboración de algunos de los artistas más destacados del momento para que ofrezcan su propia visión de algunos de los modelos ya existentes. Vamos, que la idea es que verdaderos artesanos de la ilustración y del arte estampen sus creaciones más personales en algunas de las siluetas más icónicas de Buff, consiguiendo así que algo que contiene el ADN inquebrantable de la firma ofrezca una ilusión de novedad y originalidad. Como suele decirse: win win.

Para esta temporada de otoño / invierno 2014-15, Buff ha decidido poner sus prendas en dos manos especialmente hábiles… Para empezar, la ilustradora digital española Mila Tovar ha impreso sobre dos prendas su habitual gusto por los patrones inspirados en los árboles y en la naturaleza: Zimzum es una bandana de seda con un estampado que recuerda a un bosque en invierno, mientras que Heavenly Floodgates toma la bufanda Infinity de seda y algodón y le aplica un precioso print inspirado en las flores de los arbustos de temporada. Por su parte, la ilustradora alemana (aunque londinense de adopción) Sandra Dieckmann sigue explorando con su trabajo la vida silvestre que es tan de su agrado gracias a dos siluetas imprescindibles: tanto Whirlwind (una bandana XL) como Serendipity (una bufanda Infinity) muestran una visión de la naturaleza colorida y muy cercana al street art más optimista. Lo dicho: Buff se renueva por dentro y por fuera, pero nunca traiciona a su espíritu.

 

 

No Hay Más Artículos