Matieres Fecales: “Hay belleza en todo, incluso en el miedo y en el asco”

No es difícil ver cómo Matieres Fecales han influido en la estética de los últimos trabajos de Björk y Fever Ray… Pero eso y por mucho más, hemos querido entrevistar a este dúo de post-humanos.

 

Fever Ray, Björk… No sé si a vosotros os ha ocurrido esto, pero en mi caso, cada vez que intentaba dejar constancia en redes sociales de la fascinación que me producen las estéticas que acompañan a sus últimos discos, recibía varios comentarios apuntando a que ambas (y muchas otras) beben directamente de un dúo que hace tiempo que está explorando los límites de esta especie de visión post-humana que tiene tanto de antropología como de moda: Matieres Fecales.

Lo interesante en el caso de Steven Raj y Hannah Rose es que su aproximación a este tipo de estética no es algo puntual que dé lustre al lanzamiento de un disco: es su estilo de vida. Dicho de otra forma: por extraño que te parezca, Matieres Fecales salen a comprar el pan de esta guisa. Y se hacen fotos y las comparten, claro, pero no en un intento de conseguir más followers que nadie por la vía del escándalo, sino como un mero acto de denuncia política que lleva un paso más allá el derecho a ser diferente… Tan diferente que incluso puedes dejar de ser humano.

Y más interesante todavía: Matieres Fecales van a visitar nuestro país como parte de #AbsolutManifesto, las tres noches de música y arte que Absolut ha montado en la ciudad de Madrid entre el 25 y el 27 de enero… ¿El momento ideal de abordar a unos tipos que, al parecer, van por delante incluso de visionarias como Björk o Karin Dreijer? Va a ser que sí. Nunca está de más conversar directamente con el futuro.

 

Matieres Fecales

¿Quién está realmente detrás de Matieres Fecales? Somos un dúo que crea ideas sin censurar a través de la plataforma Fecal Matter / Matieres Fecales. Afrontamos nuestros miedos a través de nuestro trabajo.

Sé que esto va a quedar como una pregunta demasiado abierta, pero es que la verdad es que me encantaría saber cómo eran vuestras vidas antes de crear Matieres Fecales y cómo aquellas vidas influyeron en la decisión de crear este proyecto… Nuestras vidas eran el opuesto exacto de lo que son ahora mismo. Excepto en una cosa: nuestras mentes. Siempre hemos tenido estas ideas y pensamientos, pero nunca tuvimos el coraje suficiente para expresarlas por culpa del miedo a ser juzgados y alienados debido a nuestra forma de pensar y sentir el mundo. Teníamos pelo, cejas y, durante un gran tiempo de nuestras vidas, intentamos integrarnos. Cuando nos conocimos, nos ayudamos el uno al otro a enfrentarnos a nuestros miedos y a traducir nuestra mente en nuestros seres. En lo más profundo, nunca nos pareció bien intentar integrarnos, y nuestro paso es básicamente una escalera que nos condujo a los peldaños en los que nos encontramos ahora mismo.

Entonces, ¿cómo han cambiado vuestras vidas desde que existe Matieres Fecales? Incluso cuando intentábamos integrarnos, nos dábamos cuenta de que la gente nunca nos llegaba a tratar como iguales. La gente solía o mirarnos por encima del hombro o por debajo. Pero rara vez nos veían como iguales. El principal cambio fue que ahora incluso es más difícil que nos traten como a iguales. Quienes somos y lo que hacemos para ganarnos la vida ha causado una reacción polarizada en la sociedad. Mayormente, la gente no nos entiende y eso crea un miedo hacia quiénes somos.

Las colaboraciones con artistas del mundo entero son una parte importante de Matieres Fecales… ¿Cómo lo hacéis para mantener esta red de contactos? Tenemos que aclarar una cosa: en verdad, rara vez colaboramos en nuestras creaciones. La mayor parte del tiempo, lo hacemos todo nosotros mismos, los dos solos. Dicho esto, valoramos las relaciones que tenemos con los clientes que nos apoyan y que participan en nuestra marca; valoramos a la gente que conecta con lo que hacemos y con cómo nos sentimos. Estas personas son de diferentes lugares, pero todos compartimos unas ganas comunes de experimentar una nueva vida. Para nosotros esta es precisamente la colaboración, ya que entre todos trabajamos para un bien común que provoque a la sociedad y que desafíe los constructos que encorsetan a los humanos.

Aun así, habéis trabajado con grandes nombres como Nick Knight… ¿Cuáles son los artistas en vuestro radar con los que os gustaría colaborar pronto? Nos gustaría colaborar con todos los artistas que son de lugares y países en los que se prohíbe el arte y la libertad de expresión; con los que no tienen acceso a Instagram; con los que no tienen acceso directo a esta conversación de alcance global. La idea de ayudar a esas personas a expresarse y a contar sus historias a través de la creación y la innovación… Ese es nuestro radar.

Matieres Fecales

“Está bien ser un freak. Está bien ser un marginado. Está bien ser diferente. Esta bien no ser normal. No estás solo nunca”, decís en una foto de vuestro Instagram. ¿Consideráis que “ser diferente” es el corazón de Matieres Fecales? La lucha por la verdad es una gran parte de la filosofía detrás de cómo pensamos, vivimos y participamos en el mundo. La verdad es compleja, diversa y también escalofriante. Buscamos la verdad, como todo el mundo. Esas palabras en nuestro Instagram eran un recordatorio para los implicados en este viaje de que no deben tener miedo de sus mentes. El viaje de pensar de forma crítica y cuestionar la realidad puede llevarte al aislamiento porque, cuando piensas de forma crítica y cuestionas todo a tu alrededor, acabas alejándote de las ovejas del rebaño. Confía en nosotros, sabemos lo peligrosa y terrorífica que puede ser una persona a la que todos señalan, de la que todos se ríen, a la que todos llaman loco. Así que queríamos recordarles a todos los que están en esa posición que no pasa nada. Que no pasa nada porque no te entiendan y que está bien ser tratado como alguien diferente. A veces, eso es mejor que ser tratado como uno más, porque el premio a la independencia siempre es la libertad.

¿Diríais entonces que el diálogo con esa gente, vuestro público, es parte de vuestro proyecto? Es que, para nosotros, esto no es un proyecto… Es nuestra vida. Así es como vivimos. Incluso mientras escribimos estas respuestas, estamos en el aeropuerto y llevamos las pintas que llevamos no por los likes ni porque haya una cámara… Así somos nosotros. Usamos las redes sociales para expresar nuestra vida. Creamos visuales para la realidad virtual que a veces son impracticables en la vida real pero que, a la vez, también forman parte de nuestra realidad física. La gente conecta con lo que compartimos. A veces es simplemente porque les gusta nuestro estilo, pero aquellos que conectan con nosotros a un nivel más profundo son los que se sienten representados por nosotros. Eso es lo que crea una conversación. Pero hay algo más prominente dentro de ese diálogo. Nos referimos a la conversación con aquellos que están en total desacuerdo, aquellos que reprueban y odian lo que representamos y cómo hemos decidido vivir nuestras vidas. Esta falta de apertura mental nos estimula y nos empuja a ir incluso más allá, a la vez que nos inspira a intentar explicar y educar a aquellas personas en vez de bloquearles, que sería lo que haría la mayoría.

Hay otra constante en Matieres Fecales que me fascina: vuestra obsesión con la post-humanidad, con la idea de trascender la raza humana… ¿De dónde sale esta obsesión? Esta obsesión viene del momento en el que nacimos. Cuestionar lo que significa ser humano es algo que siempre nos ha inspirado a crear nuestra propia definición.

¿Cómo ve Matieres Fecales el concepto de género en el siglo 21? En la burbuja progresiva en la que vivimos, el género no existe y por fin empieza a contemplarse como un espectro en vez de como una cuestión de blanco o negro. Pero, en realidad, para la mayoría las normas de género todavía existen y se están promoviendo con más fuerza que nunca. Aquellos a los que les asusta cuestionarse su propio género están intentando forzar a la gente a que vuelve a habitar sus cajas.

¿Y cómo ve Matieres Fecales el género como una realidad del siglo 31? Seguimos viendo la misma lucha por alcanzar la igualdad por parte de todo el mundo, pero esperamos que hayan nuevas posibilidades de cuerpos humanos que sean el centro de la lucha por la aceptación y que hayamos alcanzado una era en la que ya no sea cuestión de ser hombre o mujer.

¿Sentís algún tipo de conexión con el movimiento de post-humanos que viven a través de sus avatares virtuales (a veces incluso creaciones de cuerpos que no se pueden reconocer como humanos) en Internet y en los videojuegos online? Claro que sentimos conexión con ellos. Hay cosas positivas y negativas en esto de tener una extensión virtual de ti mismo. Como le ocurre a todo el mundo, nosotros todavía estamos navegando a través de todas estas nuevas posibilidades.

Hablando de abandonar el concepto de cuerpo humano, me parece interesante pensar en todo el movimiento del “body positivism” que estamos viviendo, en el que la promueve la aceptación de otro tipo de cuerpos fuera del canon de belleza imperante. Pero, al final, resulta que son más o menos los mismos cuerpos, solo que más grandes o más pequeños. ¿Creéis que necesitamos una revolución que vaya más allá del “body positivism”? Creemos que es posible que varias revoluciones ocurran al mismo tiempo. Como el ciclo del universo, nada acaba nunca. Una revolución del “body positivism” puede suceder al mismo tiempo que otra enfocada en la clonación de seres humanos. Todo depende de la pasión colectiva que exista en la sociedad a la hora de buscar el cambio. Una pasión que se deriva de aquello en lo que la sociedad está interesada.

De hecho, el “body positivism” es algo muy importante en el mundo de la moda ahora mismo… Y eso me lleva a preguntaros: ¿qué pensáis del estado del mundo de la moda en la actualidad? Vemos la moda como algo entretenido tanto en su vertiente creativa como comercial. Definitivamente, creemos que los cambios son inminentes. Para nosotros, esos cambios van muy despacio. Admiramos la transparencia que empieza a filtrarse en la industria de la moda, pero seamos realistas: la fast fashion sigue siendo la moda más importante. Hay grandes cantidades de personas que sufren por culpa de la alta demanda a la vez que el medio ambiente también está sufriendo por culpa de los residuos. Sí, nuevas estructuras de negocio por fin empiezan a aparecer, pero todas siguen teniendo el mismo objetivo: explotar y alimentar a una sociedad que siempre está hambrienta y nunca está satisfecha.

¿Cómo os lo montáis para que Matieres Fecales opere como marca de moda que, sin embargo, funciona fuera de los límites de la industria de la moda? Caminamos por nuestro propio camino. Eso es lo que nos interesa, no tiene nada que ver con la moda, tiene todo que ver con la innovación. Uno de los motivos por los que no nos comprometemos completamente con la forma en la que a la industria le gustaría que trabajáramos es porque la industria intenta reprimirnos. Queremos experimentar e innovar. Esa es la industria para la que estamos trabajando.

Resulta interesante cómo Matieres Fecales va más allá de la moda y engloba música, audiovisual, fotografía… ¿Concebís cada colección como una experiencia 360º? Queremos tener el control además de la posibilidad de probar lo que nos apetezca. Nos gusta aprender, así que ¿por qué aprender solo de un tema cuando puedes aprenderlos todos? Esperamos ser una inspiración para que las personas se den cuenta de que no solo tienes que hacer una única cosa en tu carrera. Es un juego de malabares, pero ya hemos dicho que estamos muy interesados en probar siempre cosas nuevas.

Matieres Fecales

¿Y cómo suele reaccionar la gente a estas experiencias 360º? Para muchas personas, se trata de una lengua extranjera. La gente no entiende que todo está conectado por mucho que lo expliquemos o insistamos. Consideramos a nuestros clientes como algo muy novedoso en el mercado porque ellos son los que están comprando un nuevo modelo.

¿No os da miedo que, siendo cada colección una experiencia dentro de sus propios límites y con su propia narrativa interna que cambia en cuanto pasáis a otra colección diferente, ¿no os da miedo que esas colecciones acaben siendo tan fugaces como lo es la fast-fashion actual? Hay una dualidad muy interesante en todo esto. Sí, claro que somos conscientes de que el tiempo de vida de nuestras colecciones es muy corto, pero a la vez hay una consistencia interna en cómo abordamos cada pieza para que refuerce el mensaje de forma que acabe siendo más duradera en el tiempo.

Realmente me encanta cómo, al final, Matieres Fecales es una fantasía que puede ser más atractiva que la propia realidad. Lo malo de la fantasía es que puede servir a mucha gente para escapar de sus vidas. Aunque, en mi opinión, lo vuestro no trata de escapar, sino más bien de conseguir que esa fantasía acabe convirtiéndose en una realidad. Si no te gusta tu vida, cámbiala sin que te importe lo que piense la gente. No te conformes con una vida virtual en Internet: ¡hazla real! ¿Me equivoco? Nuestra meta es no ser nunca confortables. El confort es un lugar terrorífico porque te hace pensar que ya tienes todas las respuestas y que no es necesario hacer más preguntas. Esperamos que nuestro pueda infundir un nivel de malestar para aquellos que están instalados en zonas de confort y que les inspire a cuestionarlo todo y a no conformarse con las respuestas.

Otra cosa que me encanta de Matieres Fecales es que abrís un maravilloso debate en torno a qué significa la belleza a día de hoy… ¿Es esa vuestra intención? No es algo intencional en nuestro trabajo. Simplemente creamos tirando abajo cuantos más muros mejor. Para nosotros, hay belleza en todo, incluso en el miedo y en el asco. Así que suponemos que, si hay algún tipo de intención, es más bien probar que hay belleza en absolutamente todo.

Y, por último, ¿qué podemos esperar de vuestra visita a Madrid dentro del #AbsolutManifesto? Vamos a explorar la esencia de la temática del evento, que es la igualdad. Creemos que esto es algo muy difícil de conseguir. Así que queremos traducir ese desafía a través de una experiencia. Además, esto será un anticipo de nuestra próxima colección. Nuestra pieza se titula “breath to breath” (“respiración a respiración”). Intentaremos respirar de boca a boca durante el máximo tiempo posible. Creemos que estamos viviendo en un momento en el que todos nos encontramos muy lejos los unos de los otros, así que esta pieza muestra el desafía de alcanzar la igualdad absoluta. [Más información en el Instagram de Matieres Fecales y en la web de #AbsolutManifesto]

Suscríbete

Suscríbete a nuestra Fantastic Newsletter

By checking this box, you confirm that you have read and are agreeing to our terms of use regarding the storage of the data submitted through this form.