uz-sonar-ok

Esta mañana nos hemos levantado con un día un poco mierdoso y con una nueva tanda de nombres para el Sónar 2014. Demostración empírica de que Dios aprieta pero no ahoga. Aunque tenemos muy claro que en la felicidad que nos ha provocado esta noticia Dios poco tiene que ver, es más cosa de la gente de la organización del festival, a los que damos gracias infinitas.

Diecisiete nombres que han caído como diecisiete gotas en la nota de prensa (plac plac) y que, unidos a los que ya conocíamos (y que te desgranamos aquíMassive Attack, Four Tet, Plastikman en actuación doble, OMG!-) van conformando poco a poco un mapa sonoro que, sin paños caliente, nos pone muy burros. En esta ocasión, no hay tanto nombre que brille con luces de neón (y nuestra presión sanguínea y ansias de más lo agradecen, todo sea dicho), pero sigue siendo una ristra de lo más interesante y, como ya es habitual en el cartel de este festival, muy variada y para todos los gustos (o casi, que es el Sónar, no el Rock in Rio). La cuota de grupos multitudinarios la cumplen los ingleses Rudimental (que son muy, pero que muy dados a liarla en directo), Pretty Lights (conocido por su finísima mano a la hora de samplear combinando hip hop, funk, soul y hip hop con un rollo descaradamente efectista, pero en el mejor sentido del término), el británico Flux Pavillion (que vendrá con las manos llenas de ese dubstep que ya no puede faltar en el marco de cualquier festival eléctronico), la siempre agradecida Yelle (que de poner al respetable al revés sabe un rato y que volverá al Sónar de nuestros amores con material nuevo después de conquistarlo hace un par de ediciones) y Tiga, uno de esos valores seguros por el que no pasan los años.

Por otro lado, esta nueva tanda incluye un puñado de nombres muy sugerentes como Machinedrum y su permanente revitalización del jungle, la macedonia de géneros de Laurel Halo, UZ (en la foto; al que llaman “el Burial del trap” y que demostrará en directo por qué su saga de tracks “Trap Shit” son da real shit), Visionist (que nos regalará su potente dosis de grime y electrónica abstracta), Alizz (el nuevo ahijado musical de Diplo) y Nigga Fox (que nos hará mover el bullate a base de kuduro y sonidos de new wave africana). Y, a todo esto, también hay que sumar a Dj Harvey y The Martinez Brothers. Para todos los gustos y colores. Así no hay día gris que valga.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend