El pasado mes de febrero el equipo de Levi´s nos invitó a la presentación en Barcelona de la nueva generación de fits de su exitosa línea Curve ID. En la tienda que la marca tiene en el Passeig de Gracia estuvimos con parte de su staff y muchas amigas de la red (blogueras y encargadas de prensa) para poder ver de primera mano cómo han mejorado un producto que, ya de entrada, nos parecía perfecto. Como ya os avanzamos en su momento, la línea Curve ID es la colección más ambiciosa que ha sacado la marca enfocada totalmente al público femenino. Y es que el Levi´s Curve ID no es patrimonio de hombres, sino que su diseño no se centra en el tallaje sino en las formas de las mujeres y, después de un extenso estudio, en la marca consiguieron acotar estas formas en tres tipos: Slight Curve (para las más rectas), Demi Curve (para las que tienen las formas un poquito más marcadas) y Bold Curve (para los pivones de grandes curvas). Para esta nueva temporada, han incluido un nuevo fit: el Supreme Curve, para aquellas con formas abundantes y muy marcadas. Tras esta maniobra, en Levi´s nos aseguran que su colección puede vestir a más del 80% de la población femenina. Sea como sea tu cuerpo. Y nosotras estábamos allí para comprobarlo.

El proceso para escoger tu Curve ID, ese que te pondrás hasta para ducharte porque se adaptará a tu figura como un guante, es sencillo: los chicos de Levi´s te miden la cadera alta y la cadera baja (aunque parezca un horreur, son la mar de majos y no se pasa nada mal) y, en función de la diferencia entre una y otra, determinan cuál es el modelo que se adaptará mejor a tus formas. Una vez determinado el modelo, y sabiendo la talla, toca escoger el tipo de talle: bajo para las más atrevidas y con esencia sexy y casual, o alto para aquellas que quieren un look más clásico y conservador. Una vez tenemos el talle, toca escoger el tipo de pierna. Con la nueva temporada, se han incorporado muchos más modelos a toda la colección: pitillos, rectos y acampanados. Y finalmente, solo es cuestión de decidirse entre la gran cantidad de acabados que nos ofrecen.

En esta redacción (donde ya estábamos convencidas de la garantía de éxito de los Curve ID) pudimos comprobar in situ el proceso para la elección del más adecuado y la perfección de estos pantalones, que se adaptan como nunca, esconden lo que no queremos que se vea y realza nuestros puntos fuertes. Nosotras ya tenemos el nuestro… Y os aseguramos que no serán los últimos.

No Hay Más Artículos