Desigual

La nueva campaña de Desigual es un grito a favor de la igualdad y del empoderamiento máximo a la que querrás sumarte cantando lo de #ShareThePower.

 

Muchas cosas están cambiando en los últimos tiempos… Desde hace unos años, la comunidad LGBTIQ está forzando una nueva revolución (¿y cuántas van ya?) a través de la que se están redefiniendo las líneas fronterizas que siempre habían separado los géneros de forma binaria. Hombre o mujer. Heterosexual u homosexual. ¿Por qué todo tiene que ser blanco y negro cuando, al final, la verdad que siempre nos representa está en algún lugar en toda la gama de grises intermedia? Pues eso. El problema es que esta redefinición ha venido acompañada por un jaleo de nombres y símbolos que a ver quién es el guapo que se aclara.

Porque, al final, mucha gente se ha encontrado con que no sabe qué es un interesexual o en qué consiste el poliamor, por poner dos ejemplos de conceptos que están aterrizando en la sociedad cada vez con mayor fuerza. Y, si en su momento ya era complicado saber cuál era el simbolito (ese circulito con una flecha o con una cruz hacia un lado u otro) que representaba a hombre y mujer, todo se ha complicado más todavía en los últimos años, cuando ya no existe tal cosa como “hombre” y “mujer”.

Eso es lo que vienen a decirnos ni más ni menos que Desigual y el mítico Jean-Paul Goude, que hace un tiempo que está trabajando redefiniendo la primera marca… Y que ahora también quieren redefinir estos simbolitos de los que estamos hablando. Porque, a ver, una recopilación de los símbolos establecidos podría ser la siguiente.

Desigual

Lo que ha hecho Goude, sin embargo, es coger todos esos símbolos y reducirlo a uno solo. En la foto a continuación puedes ver la evolución en cuatro pasos… El primer signo es un corazón, que representa algo tan sencillo pero poderoso como “love is in the air“. El segundo es ese mismo corazón atravesado por una flecha en la que convergen los dos símbolos de “hombre” y “mujer”, haciendo la proclama más global en un rotundo “love“. El tercero convierte el corazón en un círculo de empoderamiento para el que el claim no podía ser otro que “love and power“. Y, por último, el cuarto símbolo añade un símbolo de igual (=) en el centro y proclama un mayestático “power for everyone“.

Desigual

¿No te parece que, en tiempos de empoderamiento y de diversidad, no puede existir un símbolo que nos represente más y mejor? Pues este símbolo es precisamente el centro de la nueva campaña de Desigual, con la que Jean-Paul Goude quiere que nos sumemos a su canto de guerra particular bajo el lema de #ShareThePower: el poder para ser diferente y, a la vez, ser la mejor versión de ti mismo. El poder para usar nuestras diferencias no para separarnos y dividirnos, sino para unirnos y hacernos más fuerte como sociedad. Un poder absoluto que queda más que claro en las dos imágenes que coronan esta campaña, la que puedes ver al principio de esta noticia y la que la cierra… ¿En serio que necesitas algo más para sumarte al movimiento #ShareThePower?

Más información en la web de Desigual.

 

Desigual

Suscríbete

Suscríbete a nuestra Fantastic Newsletter

By checking this box, you confirm that you have read and are agreeing to our terms of use regarding the storage of the data submitted through this form.