Esta es mi teoría: la ropa para otoño / invierno hay que comprársela en septiembre, octubre como muy tarde. My soulmate dice que estoy loca (aunque me lo dice por muchos más motivos), pero sabemos que es así: más tarde todo nos aburre y nos parece monocolor y en enero ya hay avances de primavera y lo único que queremos es amarillo y estampados florales. Por eso hoy, que está el día así, como que quiere llover, que parece que va a hacer frío pero no, os adelantamos un montón de cosas interesantes que nos han llegado desde Lee y que en breve estarán en los armarios de los integrantes de la redacción, pero que ya podéis comprar en tiendas.

LEE PARA ÉL. Para que no digan que en estas cosas de la moda sólo nos fijamos en la ropa para chicas, y porque los boys de FPM son esnobistas pero muy preocupados por su imagen (y no todos son gays, por raro que parezca), empezamos con las novedades para ti, que eres hombre. Para los chicos, Lee propone un look informal, sobrio y oscuro. Está clarísimo que lo más in de este otoño en prendas masculinas es el rollo classy y elegante: jeans oscuros (¡el modelo Jean Dexter Dark Petrol queda de muerte!), camisa denim y chaqueta de paño a cuadros. Nos hemos enamorado de la Chaqueta Shaquille Total Eclipse: tiene un rollo grungie de zona alta que nos vuelve locos (acordaos: Denim con denim es bien; ¡denim oscuro con denim azul es better!). Pero para las noches en vela y las mañanas atemperadas nos parecen ideales sus camisetas Lee 101. La marca reinventa su modelo más tradicional, les da un toque artesanal y opta por incorporar signos de la década de los años 40, con lo que consiguen un estilo muy James Dean meets “El Largo y Cálido Verano“. No te pierdas los modelos Addict en sus diferentes colores.

LEE PARA ELLA. Para las chicas, lo que más nos ha llamado la atención es el modelo Scarlett Stonewash, inspirado en el fit de los años 80. Si te flipaba “Cry Baby” y siempre has querido ser la novia de Johnny Deep, este es tu jean para la nueva temporada: corte skinny y en distintos lavados en piedra con unas texturas conseguidísimas. El precio varía en función del tipo de lavado: desde desde los 15, 30, 45, 60 y hasta 120 minutos. Una inversión para toda la vida. Lo que yo te diga.

No Hay Más Artículos