Fever Ray aprovechó el fin de semana para dejar caer entre nosotros dos videoclips para dos de los temazos de su nuevo discazo “Plunge”.

 

Joder con la amiga Karin Dreijer. Si es que va a su puta bola. Ya nos pilló a todos por sorpresa hace un par de semanas cuando, así de la nada, concatenó en cuestión de días un misterioso teaser, el videoclip del maravilloso temazo “To The Moon and Back” y el lanzamiento de su nuevo disco, “Plunge” (Mute, 2017), que todavía estamos digiriendo y asimilando en toda la grandeza que contiene. Dicho de otra forma: hola, soy Fever Ray y me la pelan los calendarios de la industria discográfica porque yo sé que a día de hoy se funciona a base de golpes por sorpresa… ¡y ahí que voy yo!

Siguiendo ese mismo patrón, justo cuando todo el mundo estaba a punto de marcharse de fin de semana, parece que la Karin pensó: “¿Cómo? ¿Qué dices? ¿Que vais a dejar de hablar de mí? ¡Y una mierda!“… Y, a continuación, dejó caer un “videoclip” en un día tan peregrino como un sábado, en el que se supone que nadie está conectado a Internet. Sea como sea, si ponemos lo de “videoclip” entre comillas es porque, al fin y al cabo, lo de “Mustn’t Hurry” (otro de los grandes temazos de “Plunge“, por cierto), no se puede catalogar de videoclip con todas sus letras. Miradlo a continuación y juzgad vosotros mismos.

 

 

Pues sí, más que un vídeo es una repetición de un bucle audiovisual… Aunque hay que reconocer que ese bucle mola lo más grande y sirve un poco para seguir contextualizando el que parece que será el imaginario de “Plunge“: una Fever Ray de ultratumba resucitada, con la cara cuarteada y un maquillaje de pesadilla que la pone al nivel de la Niña Medeiros de la saga “[rec]“. En este caso, Karin juega con un aparato claramente fálico. Y ya. No hay nada más en el clip.

Lo que debería prepararnos también para la jugarreta del segundo video que publicó el mismo sábado pero unas horas más tardes. De nuevo, otra de las grandes canciones del álbum, “A Part of Us“… Y, de nuevo, un bucle, pero esta vez de una sola imagen: dos cerezas bañaditas en gotas de agua entrechocando a cámara lenta vistas a través de un filtro retro a lo VHS.

 

 

¿Cómo se te queda el cuerpo? Porque a nosotros lo primer que nos pasa por la cabeza es que Fever Ray tiene más cara que espalda… Pero que, precisamente por eso, nos chifla más todavía. Eso sí, a la velocidad que está haciendo rodar su “Plunge“, no te extrañe que en pocas horas tengamos otro evento que nos obligue a hablar de Fever Ray una y otra vez.

Más información en la web de Fever Ray.

 

No Hay Más Artículos