daft-punk-instant-crush

Cuando se publicó el video de “Lose Yourself To Dance“, nos llegamos a plantear si Daft Punk no se iban a dignar en lanzar un video como Dios manda. Teniendo en cuenta la cantidad de piezas históricas que nos han dejado los franceses a lo largo de su historia, daba penica esto de que su nuevo “Random Access Memories” (Sony, 2013) sólo nos regalase dos clips de corta duración y escaso calado estético. Pero fue cuando decidieron hacer un video “largo” de “Lose Yourself to Dance” (que puedes ver en este post) cuando se nos metió el miedo en el cuerpo: ¿en serio que Daft Punk nos estaban intentando colar aquella mierda de versión larga del micro-clip de “Lose Yourself to Dance” como un videoclip hecho y derecho? Sea como sea, acaba de caer entre nosotros el video de “Instant Crush” y la cosa no ha mejorado. Con esto queremos decir que seguimos preguntándonos: ¿esto es lo mejor que pueden dar de sí Daft Punk a día de hoy?

Que tampoco queremos decir que este videoclip sea una mierda, ni mucho menos. Es majo. Es entrañable. Es bonico… Pero poco más. Porque la historia de amor entre dos figuras de un museo de cera claro que te pone rollo sentimentaloide (y más con ese final tan poético y rompecorazones), pero aquí tenemos dos problemas básicos: 1. Estéticamente, esto no es que no impresione a ningún nivel, sino que incluso parece que no intente impresionar en ningún momento (lo que viene llamándose apatía, vamos); y 2. Nos sobra Julian Casablancas, tanto en su versión estatua de cera (¿no hubiera ganado el video si como modelo hubieran pillado a Ryan Gosling, que de hecho ya tiene un poco expresión de estatua de cera?) como en su versión real haciendo el papanatas bailando y cantando con menos gracia que un travesti nonagenario. ¿Lo peor de todo? Que “Instant Crush” es de los mayores temazos de “Random Access Memories” y por culpa de este videoclip se queda en algo mucho menos impactante de lo que podría ser.

 

No Hay Más Artículos