Cuando llega el buen tiempo, siempre decimos aquello de que es hora de lanzarse hacia las terracitas como alma que lleva el diablo. Pero lo cierto es que el concepto “terracita” se ha ido desvirtuando hasta el nivel de que, a día de hoy, se refiere a cualquier espacio de dos metros cuadrados atestado de fumadores apelotonados en mesas y sillas de plástico esponsorizadas por cualquier marca de cerveza. Mal. Muy mal. Por suerte, siguen habiendo propuestas capaces de revalorizar la experiencia terracil, tal y como Roba Estesa: la nueva terraza del barcelonés Hotel Neri, el único hotel de la Ciudad Condal incluido en la prestigiosísima guía Relais & Chateaux 2012. El nombre viene del ambiente del que se puede disfrutar en el lugar, ya que Roba Estesa te propone un oasis urbano en el que echarte un rato en una de sus hamacas o recostarte cómodamente en sus sillas y relajarte mirando el cielo o la ropa tendida de los edificios cercanos (de hecho “roba estesa” significa precisamente “ropa tendida” en catalán). Por si esto fuera poco, al festín para los ojos y para el cuerpo hay que sumar otro festín para el paladar, ya que en Roba Estesa puedes disfrutar de delicatessens gastronómicas diversas como pomadas de foie con tostas de nuez, ostras o croquetitas de queso con salsa de pimiento del piquillo. Así que ya lo sabes: la próxima vez que les digas a tus colegas de ir a tomar algo, vete al Hotel Neri y enséñales lo que es una terrza de verdad.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend