lady-gaga-applause

¿Recordáis cuando Lady Gaga dijo que se tomaría un tiempo de descanso? ¿Una época sabática? La verdad es que nosotros no tenemos claro si fue hace dos años o tres meses, pero lo cierto es que nos da la impresión de que tampoco ha estado demasiado tiempo a la sombra y ahora, ¡zas!, nos planta ya nuevo single en los oídos y pone fecha incluso a su tercer álbum, que se titulará “Artpop” (Interscope, 2013) y que se lanzará el próximo 11 de noviembre. De entrada, ya se intuye que Lady Gaga va a tirar esta vez por acercar las etiquetas “art” (algo que hasta ahora le quedaba algo lejos) y “pop” (de lo que sí que entiende un rato), una sensación que se reitera con una portada del primer single para la que la Gaga se pintorrejea como un mimo artie y se deja fotografiar en un entorno de blancos nucleares… Y aunque puede resultar un movimiento algo petulante y pretencioso, tampoco es cuestión de cargarse a la pobre mujer antes de que nos haya dado motivos reales para ello.

Eso sí, no vamos a engañar a nadie: la cosa pinta bastante mal. “Applause“, que así se titula este primer single (y que, por cierto, Lady Gaga ha filtrado ella misma ante las diferentes versiones fake que alguna gentuza iba filtrando), no deja de ser una de las canciones menos inspiradas de la artista: si normalmente su estridencia puede asimilarse bajo alguna coartada camp o kitsch, bajo la apuesta de la Gaga en el terreno del exceso por el exceso, en este caso la cosa queda en estridencia por estridencia. En una canción que no quedaría para nada mal en una noche de musculocas en Ibiza o como música de relleno en la sesión de algún dj de estadio de los que nos hacen protestar cuando se confirman como parte del cartel de alguno de los festivales musicales que más nos gustan. Así que no vamos a ponernos agoreros, pero lo cierto es que las predicciones no son muy halagüeñas de cara a “Artpop“.

No Hay Más Artículos