janelle-miguel-primetime

Ya falta poco. Ya falta menos. De hecho, ya casi no falta nada para que podamos poner nuestras manazas sobre el nuevo disco de Janelle Monáe, que se titulará “The Electric Lady” (Atlantic, 2013) y que se lanzará el próximo 10 de septiembre. Por ahora, ya hemos ido catando algunos de los avances de la reválida de la Monáe, como aquel “Q.U.E.E.N.” en el que se hizo acompañar de la gran Erykah Badu (y que puedes escuchar aquí) o ese “Dance Apocalyptic” (en este post) en el que dejaba bien clarito que su nuevo movimiento iba a ser menos futurista, menos robótico y menos cibernético para intentar ser una celebración pura y dura del pasado. Esta sensación es la que se refuerza más todavía escuchando el que ya es el tercer single extraído de “The Electric Lady“: esta “Primetime” con otro invitado ilustre de la talla de Miguel.

Porque, ¿qué existe más clásico en esto del r&b que juntar a dos estrellonas, un hombre y una mujer, para que se marquen una balada inmensa destinada a poner tiernos los corazones de todos los fans e incluso de los que no son fans? Desde los tiempos inmemoriales del soul, las discográficas han perdido el culo por juntar a artistas mojabragas (ellos) con artistas ablanda-corazones (ellas)… Pero lo cierto es que lo de la entente cordiale entre Janelle Monáe y Miguel no suena a estrategia de marketing, sino a una alianza natural que tan sólo era cuestión de tiempo que acabara fraguando. Eso sí, que nadie espere un torch song exhibicionista y pegadizo destinado a petarle el lacrimal a quien escucha: “Primetime” es más bien una balada de primera cita a última hora, con muchos abrazos y mucho besuqueo pero sin sexo ni nada que se le parezca. No va a ser un rompepistas… Pero puede convertirse en un rompecamas ideal.

No Hay Más Artículos