Cuatro discos nacionales que están aquí para salvarte la vida esta primavera

Alborotador Gomasio

Alborotador Gomasio prometían novedades substanciales en su nuevo disco “Luz y Resistencia”… Y lo cierto es que han abierto nuevos (y gozosos) puntos de fuga en su libro de estilo.

 

LUZ Y RESISTENCIA / Alborotador Gomasio. Hemos de confesar que, cuando Alborotador Gomasio anunciaron el lanzamiento de “Luz y Resistencia” (Limbo Starr, 2018) y en su nota de prensa se afirmaba que los madrileños ofrecerían en él un registro ampliado a sonidos sintéticos y tempos más pausados, no nos lo llegamos a creer al 100%. No por no confiar en las posibilidades de la banda, sino porque sus dos primeros avances no coincidían exactamente con lo expuesto: “La Reacción Impotente” y “Agosto, Bailando el Caos” -aunque esta sí presentaba componentes sintéticos- recordaban a ese grupo que se había afianzado con el anterior Los Excesos de los Niños (Limbo Starr, 2015) como estilete del noise-pop regado de indie-rock y twee-pop y aderezado con condimentos del pop ochentero español.

Así que no nos quedaba más remedio que esperar a que “Luz y Resistencia” llegara a nuestros oídos al completo para resolver la duda sobre las declinaciones del actual sonido de Alborotador Gomasio. Y, una vez destapado el disco, la primera en la frente: “El Final de la Tarde” concuerda con el ánimo de los Gomasio de ensanchar su paleta sonora, exhibiendo su cara más sugerente por la vía del teclado envolvente. Un gesto que se concreta a través de “Errores” en un pequeño tributo al synthpop de New Order que abre las puertas a que el grupo profundice en esta línea de investigación en el futuro.

Y, ahora, vayamos al otro supuesto cambio que iba a introducir este álbum: los ritmos más relajados. Dada la conocida querencia de Alborotador Gomasio por la efervescencia y la agitación, resultaba extraño que, en algún momento, sacaran el pie del acelerador. Un hecho que, realmente, no se consuma (excepto en los dos anteriores temas comentados y en la cara ‘oculta’ del cierre del disco, “Gritan Sus Nombres”, que sorprende por su minimalismo pianístico) como corroboran “Parece que no Pasa el Tiempo” y la burbujeante “Rodeados”.

Queda claro que la pegada eléctrica es el santo y seña de Alborotador Gomasio, por mucho que cambien puntualmente de piel en “Luz y Resistencia” en un (agradecido) intento de establecer nuevos puntos de fuga en su libro de estilo. Aunque lo que continúa llamando más la atención es la peculiar y vibrante mezcla de pop ruidista de corte noventero e ingredientes sacados de referencias canónicas del pop estatal y poco recordadas en la esfera indie como Los Secretos o incluso Hombres G que los madrileños han patentado y que aquí materializan en “Hacia el Vacío” y “Detrás de Mí”.

De este modo es cómo mejor expresan Alborotador Gomasio la rabia del nuevo milenio, haciendo que los mensajes salidos de su interior tengan alcance universal montados a lomos de enérgicos ritmos y estribillos implacables. [Jose A. Martínez] [Más información en el Facebook de Alborotador Gomasio // Escucha “Luz y Resistencia” en Apple Music y en Spotify]

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend