d4

Bastante hemos hablado ya de todo lo que traerá consigo el lanzamiento de Xbox One: novedades, locuras, la implementación absoluta de Kinect, juegos en exclusiva… Pero, ¿qué pasa si juntamos los dos últimos puntos de esta lista? O preguntado de otra forma: ¿cuál será el primer juego exclusivo de Xbox One que saque el máximo partido de Kinect? Uno que tiene muchos (pero que muchos) puntos para hacerse con este distinguido honor es, sin lugar a dudas, “D4: Dark Dreams Don’t Die“, la producción de Microsoft Studios y Access Games que pretende poner en las manos (y el cuerpo) del jugador todo un innovador sistema de control de gestos y voz capaz de reflejar las acciones y emociones del protagonista en cada escena. La intención final es conseguir que, así, el jugador experimente una inmersión absoluta dentro de “D4: Dark Dreams Don’t Die“.

Y nos da a nosotros que lo va a conseguir no sólo por su dinámica de juego totalmente apoyada en la utilización de Kinect, sino también gracias a uno de esos argumentos de los que se pueden esperar múltiples giros dramáticos al más puro estilo de la mejor novela negro o del mejor thriller oscuro. “D4: Dark Dreams Don’t Die” narrará la historia de David Young, un detective que tiene la particular habilidad de viajar atrás en el tiempo. Una habilidad que le vendrá de perlas cuando su mujer sea asesinada y él se vea en una carrera temporal hacia el pasado para evitar que ocurra el fatal suceso. Definitivamente, cuando sólo conocíamos lo dicho la cosa ya pintaba bien. Pero es que, además, en el pasado Tokyo Game Show se hizo público el primer video en el que se puede apreciar el gameplay de “D4: Dark Dreams Don’t Die“… Y lo único que podemos añadir es que pulséis el play en el reproductor de más abajo y entendáis el motivo de nuestra fascinación con este juego.

No Hay Más Artículos