Seguro que ya tienes controlados los estrenos en cartelera de “Lady Bird” y “Yo, Tonya”… Pero tampoco deberías perderte la llegada de “Mute” a Netflix.

 

LADY BIRD. Si alguien piensa que el hype de “Lady Bird” ha surgido de la absoluta nada, es que tiene un problema muy gordo… Al fin y al cabo, “la primera película dirigida por Greta Gerwig” es algo que el mundo entero hace mucho tiempo que espera. La trayectoria de esta mujer ha sido realmente alucinante: desde el principio de su carrera, ha sido una de esas escasas actrices capaces de crearse un imaginario propio a través de la elección infalible de todos sus papeles. Y, un poco más tarde, el tandem formado con su pareja Noah Baumbach nos obligó a todos a pensar que en Greta había una gran directora. Esta sospecha parece confirmarse en “Lady Bird“, donde Saoirse Ronan interpreta a una chica en ese crucial momento en el que empiezas a enfrentarte a la vida adulta. ¿Hype injustificado? Más bien winner seguro. [Estreno en cines el 23 de febrero]

 

MUTE. Después del traspiés (al que todavía estamos intentando encontrarle sentido) que supuso “Warcraft: El Origen“, Duncan Jones parece volver a aquellos tiempos en los que se quitó de encima el sambenito de ser “el hijo de David Bowie” gracias a peliculones como “Moon” o “Código Fuente“. “Mute“, directamente estrenada en Netflix, reúne a un cast impresionante en el que brillan Alexander Skarsgård, Paul Rudd y Justin Theroux, todos juntos y revueltos en un Berlín de un futuro próximo en el que un camarero mudo se ve obligado a adentrarse en la parte más oscura y misteriosa de la ciudad a la búsqueda de su novia desaparecida. ¿El problema? Que parece que su novia guardaba más secretos de lo que parecía. [Estreno en Netflix el 23 de febrero]

 

YO, TONYA. Todos aquellos que crecimos en la década de los 90 tenemos grabado a fuego en la memoria el caso de Tonya Harding… Y es que la cosa fue bien fuertecita: Tonya era una patinadora artística estadounidense que partía la pana, pero que la partía menos que Nancy Kerrigan. A pocos días de las competiciones que debían decidir cuál de las dos iba a los Juegos Olímpicos, a Kerrigan “le partieron las piernas”. Todo muy sospechoso. Y las principales sorpresas recayeron directamente en Harding. Obvio. Pues bien, aquella truculenta historia se ha convertido en una peli dirigida por Craig Gillespie y protagonizada por (una dicen por ahí gloriosa) Margot Robbie. También se ha convertido en uno de los estrenos más esperados del 2018. Y eso es así. [Estreno en cines el 23 de febrero]

No Hay Más Artículos

Send this to a friend