national-gallery

Ordenamos cuatro de los mejores estrenos de la cartelera de esta semana siguiendo un estricto criterio: del más esnobista al más populista.

 

Vamos rapidito, porque esta semana se nos acumula el trabajo en lo que a estrenos de cartelera se refiere. En esta ocasión, y atendiendo a la profusión de buen material que aterriza entre nosotros, en lugar de establecer mi propio ranking de preferencias para ordenar las películas que llegan a nuestras grandes pantallas, voy a hacer otra cosa diferente: a continuación os presento los mejores estrenos de la semana (según mi criterio personal e intransferible, claro) ordenados desde el más al menos esnobista.

En el Top 1 de esta lista debe estar, evidentemente, “National Gallery“. Y no porque sea un film de autor sesudo y difícil: todos los documentales de Frederik Wiseman tienen un ritmo impecable y enganchan de forma mágica por mucho que sus encuadres no estén atiborrados de información. Pero hay algo que no podemos negar: los documentales de este director son obscenamente largos… Y “National Gallery” no es diferente: tres horas en las que Wiseman vuelve a meterse hasta las trancas en una institución (¿hace falta aclarar de cuál se trata?) para enseñar su funcionamiento desde dentro. Si eres de los que necesitan explosiones y efectos especiales, este no es tu estreno de la semana. Para todos los demás, ya sabéis: barra libre de placer.

El segundo puesto de la lista esnobista sólo podía estar ocupado por “Pasolini“, el acercamiento de Abel Ferrara a las últimas horas antes de que el mítico director italiano fuera trágicamente asesinado. Después de la burrada (en sentido positivo) que fue “Welcome to New York“, muchos esperaban que el realizador se ensañara con Pasolini… Pero múltiples son las voces que ya han señalado esta cinta como un vibrante retrato lejos de cualquier tipo de cliché y sensacionalismo. Buenas noticias.

El año pasado, J.C. Chandor conseguía convertir su “Cuando Todo Está Perdido” en una de las joyas ocultas de la cosecha cinematográfica. Ahora, sin embargo, todo parece dispuesto para que el director entre directamente en el Olimpo de esos grandes especialistas en ofrecer una visión de EEUU nada complaciente. “El Año Más Violento” ya ha sido comparada al mejor cine de gangster, y su ambientación retro parece programada genéticamente para arrasar en los próximos Oscars. Aun así, ¿alguien duda que, con todo lo que se está hablando de esta película, merecía estar en el Top 3 de esnobismo ilustrado?

Por último, y por mucho que esté al final de la lista esnobista, habrá que tener cuidadito con “Pride“, porque puede convertirse en uno de los sleepers de la temporada. Lo tiene todo: comedia británica, denuncia social, lucha gay, ambientación de época… ¿Un nuevo clásico cercano a “Billy Elliot“, “Full Monty” y otras joyitas british recientes? Habrá que verla para decidirlo, pero dejadme que os explique un secreto: creo que el film de Matthew Warchus va a ser el primero de toda esta lista que me haga pasar por taquilla. Será que estoy poco esnobista.

No Hay Más Artículos