Francisco y Ester, los hermanos al frente de Cabinet Society, definen lo que hacen como “muebles de autor”… Y la verdad es que basta echar un vistazo a su catálogo para creer a pies juntillas en lo que afirman. Por ahora, ese catálogo está formado por cuatro piezas: Drunk Box (un mueble bar de estética retro en el que los juegos de luces y dorados le confieren un toque de belleza arrebatadora), Twisted (pieza en la que uno de los laterales va girando sus placas sobre sí mismo como un cubo de Rubik), Viga (mueble elaborado de tal forma que semeja tener dentro una viga de madera maciza) y Writer (escritorio postmoderno para utiliar de todo menos como escritorio y realizado en madera)… A lo que hay que sumar una serie de muebles, The Assassins Series, que siempre traerá dos puertas en las que se enfrentan ilustraciones de asesino y asesinado: por ahora han hecho la correspondiente a Abraham Lincoln vs John Wilkes Booth y a Jesse James vs Robert Ford. Con semejante alarde de creatividad y genialidad, no es de extrañar que Cabinet Society conste entre los finalistas de los Premios ArtFAD que se hicieron públicos hace unas semanas.

Sea como sea, esto es sólo el principio de una carrera que, visto lo visto, tiene toda la pinta de ser bien larga y llena de sopresas proporcionadas por los hermanos Ramos Pla, quienes provienen de una familia en la que la ebanistería ha supuesto el medio de vida durante generaciones. De hecho, Francisco y Ester se criaron prácticamente en un taller situado cerca de los Encants barceloneses y que tuvieron que abandonar debido a la eclosión de los alquileres con la formación del distrito 22@ para mudarse a su propio taller en el polígono de La Ferreria, en Montcada i Reixac. Desde allá irán llegando noticias sabrosas de Cabinet Society… ¿Qué será lo próximo?

No Hay Más Artículos