Un mes con el chiringuito cerrado da para muchas noticias que nos hubiera gustado compartir con vosotros y que no pudimos porque, ¡oh!, estábamos de vacaciones. Pero estas han llegado hoy oficialmente a su fin en esta redacción, y aunque venimos con las pilas cargadas y muchas ganas de encarar la nueva temporada, no hemos podido evitar recopilar todas esas noticias del showbusiness y del mundo en general que durante estos días nos han dejado con el WTF? en la boca mientras estábamos a la bartola, torrándonos al sol o bebiendo caipiriñas como si no hubiera un mañana. Queridos… ¡feliz vuelta de vacaciones!

.

UP

El Ecce Homo de Borja. La entrañable historia de Cecilia, la octogenaria que quiso remendar un fresco de la ermita de su pueblo y a la que se le fue un poco la mano, ha acabado siendo la historia más hilarante de todo el verano y revolucionó las redes sociales. Desde la redacción de FPM queremos decirle al Ayuntamiento de Borja ¡que no lo restauren! Ahora mismo es Pop Art cañí en estado puro. ¡Viva Cecilia!

Las Olimpiadas. ¿Alguien lo duda? Nos proporcionaron horas y horas de cuerpos esculturales bañados en sudor y mojados por el cloro en nuestras televisiones. Y deporte, claro. Eso también, pero menos.

El advenimiento del K-pop como el género musical definitivo con el Gangnam Style a la cabeza. Si no te sabes ya la coreo, es que estás clueless total.

Choupette, el celebérrimo gato persa de Karl Lagerfeld, cumplió un añito y lo celebró comiéndose un cóctel de gambas y tuiteando mucho. ¡Felicidades, Choupette!

La polémica “Prometheus mola / Prometheus da asco”. Horas y horas de debates encarnizados, hoygan. Maravilloso.

Alexa Chung confirmaba que, por fin, lanzaría su propia línea de ropa. Enga hija, ya tocaba.

Beyoncé cantando “I Was Here” en la United Nations General Assembly con motivo del World Humanitarian Day. Embuchada pero divina en un vestido blanco de Marc Bouwer, delante de una gigantesca pantalla rollo IMAX y con una estética que parece salida de un capítulo de Galáctica; mientras canta se suceden imágenes de desastres naturales, niños riendo, niños llorando, gente riendo, gente llorando, más desastres humanitarios y helicópteros. Si tienes la regla, no lo veas. Si lo haces, con un paquete de kleenex al lado. La piel de pana es esto, oyes.

.

DOWN

La clausura de los JJOO de Londres. De entre quienes se tragaron las tropecientas horas que duró, aún los hay que sueñan con ella y con el pulpo de Fat Boy Slim, la actuación de las Spice Girls, Take That, Queen, The Who… En fin. Los británicos demostraron dos cosas: 1) que tienen toda la música guay (y no tanto) y 2) que a la hora de hacer shows abigarrados y eternos no les puede ganar nadie. Bueno, viendo la orgía taparrabística de los que nos espera en Sâo Paolo 2016, puede que sí…

El suicidio del director de cine Tony Scott, que nos dejó bastante picuetos y recordando sus highlights cinematográficos: “Top Gun“, “Días de Trueno“, “Marea Roja“…

La sentencia que condenaba al grupo de punk ruso Pussy Riot a dos años de cárcel por hacer el canelo en una iglesia ortodoxa y cantar “Virgen María, líbranos de Putin“. Como ya dijo algún amigo de esta web, habría que detenerlas por su música, pero no por eso.

Las inevitables rupturas del verano: la (enésima) de Belén y Fran -parad ya, por favor: compraos un satélite y marchaos del planeta-; la de Rosa Benito y Amador Mohedano (sin duda, el drama del verano; mucho más que los incendios forestales, dónde va a parar); la de Kristen Stewart y Robert Pattinson dejando a la primera hecha polvo (aunque tampoco se lo creía nadie que estuvieran juntos, ¿no?)

Una de las exposiciones más importantes del año, “Schiaparelli and Prada: Impossible Conversations” en el Met, cerraba sus puertas con unos números horrorosos. Eso es porque no pudimos ir nosotros.

No Hay Más Artículos