Kim Kardashian y Chicago West

Kim Kardashian está súper cansina, Armani criticando a Gucci, las Haim vestidas de Versace, Emily Ratajkowski se casa de Zara, Off-White ha perdido el rumbo… ¿Ups o Downs?

 

UPs

UP

Los 100 de Vogue. Y nada más.

Bueno, vale, y también las Haim vestidas de Versace.

Después de muchas especulaciones, Riccardo Tisci ha asumido la dirección creativa de Burberry. Esto va a ser divertido.

Fendi se acaba de poner en la delantera de la locura por la logomanía… Y nos parece beyond fetén.

¿Qué ha sido lo mejor de la New York Fashion Week? Anna Wintour te lo explica en este video.

La cosa va tal que así: a día de hoy, nos flipan mucho más las colecciones de H&M Studio que las colaboraciones con otras marcas.

La primera vez que vimos estas zapatillas de la colaboración de Vans y Supreme dijimos: bueno, lo normal en Vans y en Supreme. Pero, joder, ¡es que luego nos enteramos de que brillan en la oscuridad!

Lacoste ha lanzado una colección de polos en los que el mítico logo del cocodrilo se cambia por otras 10 especies animales en peligro de extinción. Buena causa, mejor ejecución.

 

DOWNs

DOWN

Es oficial: el escenario de los Oscar 2018 va a ser una pesadilla de Swarovskis.

Ay, mira, Kim Kardashian acusando a Saint Laurent de copiar la iluminación de un concierto de Kanye es la mamarrachada oficial de la semana.

Aunque la primera foto de Kim con su tercera hija Chicago West también ha sido bastante barra libre de mamarrachada.

Y, por si no tienes suficiente con las Kardashians y sus hijas, aquí va la primera foto de Kylie Jenner con su hija Stormi.

Giorgio Armani no entendiendo una mierda de la propuesta de Gucci (la de los modelos con reproducciones de sus propias cabezas bajo el brazo) nos ha dado bastante vidilla esta semana.

Y, por si no tuviera suficiente con soportar la bullshit de Armani, a Gucci también le han criticado (again and again) de apropiación cultural.

Emily Ratajkowski casándose vestida de Zara… Vaya cuadro, guapa.

Creemos sinceramente que Off-White ha perdido el rumbo. Porque es que, en serio, no es lo mismo marcarse una colaboración con este café tan chachi de París… que con McDonald’s.

Suscríbete

Suscríbete a nuestra Fantastic Newsletter

By checking this box, you confirm that you have read and are agreeing to our terms of use regarding the storage of the data submitted through this form.