Que nadie se engañe: en FPM pensamos que todo el mundo debería tener en su casa un sistema de sonido como Dios manda, con su reproductor de vinilos y de CDs bien conectado a unos altavoces de puta madre. Pero tampoco nos engañamos a nosotros mismos: en ocasiones, las facilidades que te da tener una biblioteca musical del copón en tu teléfono móvil o en tu iPod es algo que no cambiaríamos por nada en este mundo. Así que se impone tener en casa uno de esos altavoces con los que amplificar la poca chicha de estos aparatejos… Pero no vale un aparato cualquiera: si decíamos lo del sistema de sonido al principio de este post es precisamente porque abogamos por buscar siempre la máxima calidad. Y es por eso por lo que nos hemos quedado totalmente prendados con dos modelos de altavoces para smartphones (y iPod, claro) de Sony: el SRS-BTV25 es ideal para cualquier tipo de aparato, ya que su conexión Bluetooth le convierte en un todoterreno absoluto; y el RDP-V20iP (en la foto), por su parte, está dedicado a iPhone y iPod en exclusiva. ¿Lo mejor de ambos modelos? Que, lejos de la unidireccionalidad habitual en estos reproductores, y gracias a la tecnología de difusión Sony Circle Sound, apuestan por un sonido en 360ª que convertirá en una experiencia única incluso algo tan poco chanante como darle caña a los mp3s en tu reproductor.

No Hay Más Artículos