El debut en la novela de Rubén Ochandiano no debería pillar a nadie por sorpresa: puede que muchos lo identifiquen como un actor de la gran pantalla (ha trabajado con Pedro Almodóvar, Steven Soderbergh, Alejandro González Iñarritu…) y como uno de los casos más interesantes de esa generación de intérpretes que nació en los albores de la televisión privada pero que ha sabido conducir su carrera hacia otros campos fuera del encasillamiento catódico. En su caso, Ochandiano siempre ha tenido metas más allá del propio oficio de actor: ha dirigido tanto teatro (su propia versión de “La Gaviota” de Chéjov) como cine (el corto “El Paraíso“), además de escribir para medios como El País, Neo 2 o Vanidad. ¿Cuál era el siguiente paso inevitable en su carrera? Evidentemente, la literatura. De esta forma, la editorial Suma de Letras publica estos días el primer libro de Rubén Ochandiano: “Historia de Amor sin Título“, un canto de amor tanto a la cultura pop como al cine a partir de la historia de Berta Álvarez, a la que encargan escribir la historia de Mario Ruiz, un paciente psiquiátrico. Las vidas de ambos se irán entrelazando a medida que Berta va desvelando la convulsa historia familiar de Mario y, sobre todo, qué fue de su objeto de deseo: Louis Garrel. ¿Ha nacido un escritor competidor para la generación pop española encabezada por Kiko Amat y Miqui Otero? Habrá que leerlo para comprobarlo.

No Hay Más Artículos