deptford-goth-songs

66% SONGS / Deptford Goth. Será por aquellas fotos de promo que se gastaba Daniel Woodhouse en el lanzamiento de su primer disco, pero lo cierto es que Deptford Goth siempre me pareció algo así como el primo campestre de todo el rollo nu-r&b puramente urbano y londinense. Entre las mencionadas fotografías (que siempre mostraban a Woodhouse en medio de la naturaleza y a plena luz del día) y la música de “Life After Defo” (Merok, 2013) se establecía una corriente de comunicación interna y subterránea en la que el alma soulera que muchos estaban insuflando al cuerpo inerte del post-dubstep recibía a su vez todo un conjunto de atributos originales: algo más de luz, una melancolía más cálida, una supresión del sentir sexual a favor de la supremacía de un buen rollo atemperado. Todo aquella hacía pensar que Deptford Goth ya había encontrado un camino propio dentro de este género que, ya par entonces, se preveía de corto alcance.

La continuación de “Life After Defo“, sin embargo, no concreta aquellos logros ni los explota hasta llegar a algún paradigma genérico realmente nuevo, a algo que haga vibrar a quien escucha. Lo jodido es que “Songs” (37 Adventures, 2014) se abre de forma pletórica: “Relics” parte de una percusión de hojalata y muestra quiebros de folklore pastoral como una flauta desafinada que hace pensar en una especie de folktrónica vol. 2. Una delicia. Pero, más allá de ese arranque, “Songs” se muestra excesivamente moroso y complaciente con los logros pasados de Deptford Goth… La broma es fácil, pero ya dicen que el matrimonio mata la creatividad y, curiosamente, este es un disco que el mismo Woodhouse ha señalado como una celebración de su reciente enlace matrimonial. Imposible no concebir entonces “Songs” como una pareja que lleva varias décadas casada: el placer está ahí, pero es “otro tipo de placer” en el que no hay espacio para la sorpresa ni para los picos de intensidad. Es un disco que agrada, pero que no enamora. Un disco que duele precisamente por las gigantescas esperanzas que muchos teníamos puestas en Deptford Goth como renovador de ese puticlub en el que se ha convertido el nu-r&b. [Raül De Tena]

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend