the-last-3-lines-bis

El BIS Festival estrenará septiembre en Barcelona con sus conciertos y su voluntad de querer (re)unir a los profesionales de la música con el público.

 

Atención, porque si los jueves son los nuevos viernes, resulta que septiembre es el nuevo agosto. Nos explicamos. Agosto tiene las vacaciones, pero también el calor, la humedad, los guiris, los precios de la temporada alta y que, al fin y al cabo, en Barcelona no hay na de nah. Septiembre, sin embargo, se está destapando como el mes de vacaciones perfecto, tanto si quieres ir fuera (los precios son más baratos), como si te quieres quedar en la city. El bochorno es menor, la masificación guiri también y ya se empiezan a mover cositas a nivel cultural después del marasmo estival.

El BIS Festival es una de las primeras citas que encontramos en Barcelona a la vuelta de vacaciones o para descorcharlas, según como lo mires. Su cuarta edición (tiene lugar dos veces al año) será los días 5 y 6 de septiembre en diversos espacios de la ciudad Condal como la Sala Sidecar (donde el día 4 se calentarán motores con las sesiones CRIT!), el Centro Cultural Albareda (donde tendrá lugar el día 5 la apertura del festival con la actuación de dos grupos que actuarán de 20 a 22 horas con entrada gratuita), el Espai Jove Les Basses (donde se celebrará el día 6 la jornada gorda del festival con dos franjas horarias distintas divididas en las actividades de mediodía llamadas De Quintos al BIS, con entrada gratuita, conciertos acústicos y feria discográfica; y las de noche, llamadas BIS Nit, que contarán con seis directos y también feria discográfica) y la [2] del Nitsa, donde habrán sesiones de djs especiales.

Aunque los directos sean su punto fuerte, el BIS no es sólo un festival de conciertos (de momento ya tienen confirmados a Me and the Bees, The Last 3 Lines (en la foto), Ran Ran Ran, The Hills Around y La Banda Municipal del Polo Norte, aunque aún quedan muchos nombres por desvelar, incluidas las sesiones de dj), sino que quiere funcionar como cita periódica y permanente para los amantes de la música en todas sus formas, uniendo en un mismo evento al público con las discográficas, tiendas de discos, artistas y promotoras barcelonesas ofreciendo un punto de encuentro en el que hablar, compartir ideas e intercambiar opiniones sobre el Estado de la Nación Musical Barcelonesa. Y nosotros añadimos que también es un evento de dinámica tranquila (que también viene bien después de tanto festivaleo zapatil) perfecto para poner el pie en el otoño los que vuelvan y empezar con sus merecidas hollidays los que sean más de septiembre que de agosto.

No Hay Más Artículos