oxley-gentlemen-club

Oxley es una de las ginebras más exclusivas que existen… Así que imagina lo que puede aguardarte en el Oxley Gentlemen Club que se celebra estos días en Madrid.

 

Todavía recuerdo la primera vez que vi una botella de Oxley… Me encontraba en el Gin Corner del Xix Bar (vamos: la Meca de todo el aficionado a la ginebra en la ciudad de Barcelona) cuando un tipo entró corriendo y la dependienta le dijo que por fin tenía “lo suyo”. “Lo suyo”, evidentemente, era una botella de Oxley. Y en cuanto el tipo salió por la puerta, como no podía ser de otra forma, me apresuré a preguntar a qué venía tanto revuelo. La respuesta me dejó en shock: es una ginebra que se destila en frío (a -5º, para ser exactos) siguiendo un proceso artesanal tan complejo que sólo pueden producirse un total de 240 botellas al día. El precio de cada botella, evidentemente, va en consonancia a su exclusivísima producción. Pero eso no me detuvo, y pedí llevarme una Oxley a casa. Para mi consternación, no quedaba ninguna en el corner: las botellas llegan contadísimas y están más que reservadas.

Esta pequeña historia viene a cuento para que os hagáis una idea de lo especial de Oxley. Está ginebra está al alcance sólo de los mejores paladares, así que no es de extrañar que sus creadores se hayan descolgado con una experiencia que es pura elegancia y clase. El Oxley Gentlemen Club se está celebrando estos días en Madrid por segundo año consecutivo. Para esta edición, el club ha tomado el palacete de la calle Miguel Ángel hasta el próximo 30 de junio, lo que viene a significar que tan sólo te quedan seis días para disfrutar como si no hubiera un mañana de esta vivencia tan sublime.

¿Y qué puedes vivir en el Oxley Gentlemen Club? Ojito, porque no sólo podrás convertir este palacete en tu punto de reunión o networking con un buen Oxley & Tonic en la mano, sino que también podrás disfrutar de master classes que te hagan entender un poco más la filosofía de vía y la cosmogonía de esta ginebra. Por si lo dicho fuera poco, el espacio ha sido diseñado por L. A. Studio y todos los sistemas audiovisuales han corrido a cargo de Bang & Olufsen. La moda está haciendo acto de presencia en el club de la mano de dos gentlemen de alto copete: Lander Urquijo (que pone a disposición de los miembros del club un servicio de sastrería a medida) y Alfredo Villalba (que presenta su nueva colección en este marco incomparable). Aqua di Parma no sólo presenta su nuevo perfume en el Oxley Gentlemen Club, sino que también pone a disposición de los asistentes un servicio de barbería masculina. Y, si te queda tiempo, siempre podrás disfrutar de la exposición de fotografías “Dress-Code“, con instantáneas de iconos como Rafael Nadal, Antonio Banderas, Xabi Alonso, Tony Blair o Mario Vargas Llosa. Y si pensabas que este rizo no se puede rizar más todavía, estás equivocado, ya que el chef Paco Roncero ha creado un menú de maridaje con Oxley que estará a disposición de los miembros del club previa reserva.

A nosotros todo lo dicho nos parece suficiente como para desear que, si hay que pertenecer sólo a un club en la vida, ese sea el Oxley Gentlemen Club. Pero, para acabar de convencerte, aquí tienes su decálogo…

  • Es un club para caballeros donde las damas son bien recibidas.
  • Los invitados de los socios, son también invitados de Oxley Gentelmen Club. La cortesía es signo de identidad.
  • La elegancia es la más alta expresión de la sofisticación.
  • Los placeres clásicos siempre están a la última.
  • No hay mayor lujo que la distinción.
  • La excelencia no es sólo una palabra, es una forma de vida.
  • La sencillez es el camino más corto hacia la elegancia.
  • La buena educación no pasa de moda.
  • La caballerosidad es la muestra más moderna de respeto.
  • La moda es pasajera. El estilo es eterno.
No Hay Más Artículos

Send this to a friend