Cada vez falta menos para ese evento que, de múltiples formas, define lo que está por venir en materia cinematográfica (o, al menos, la materia cinematográfica que más nos interesa). El 65 Festival de Cannes, que este año se celebrará del 16 al 27 de mayo, nos dejaba fascinados hace unos días cuando hizo pública su imagen (con esa Marilyn cumpleañera soplando una vela); y supo cómo mantener nuestra atención con el anuncio de un jurado que en esta edición estará presidido por Nanni Moretti (ya se sabe que, de alguna forma u otra, el palmarés de cada edición se ve ligeramente influido por su presidente). El nuevo e inevitable paso era anunciar cuál será la película que inaugure el festival… Y lo cierto es que no podría haber seleccionado una cinta más adecuada, de un director lo suficientemente masivo como para atraer los flashes pero con un toque indie norteamericano que justifica plenamente su presencia en el certamen: se trata de “Moonrise Kingdom“, la esperadísima nueva película de Wes Anderson con guión a cuatro manos junto a Romain Coppola y protagonizada por Edward Norton, Bruce Willis, Bill Murray, Frances McDormand, Tilda Swinton y Jason Schwartzman. Y si a alguien le hace falta más justificación para tener a Anderson en Cannes, el propio Delegado General del Festival, Thierry Frémaux, lo aclara todo en la web del certamen: “Wes Anderson es uno de los directores más influyentes en Estados Unidos en la actualidad a través de su interpretación personal del cine de su país. ‘Moonrise Kingdom‘ en particular constituye un nuevo testimonio de la libertad de creación que le caracteriza. Este admirador de Fellini y Renoir, sensible e independiente, es además un cineasta brillante e inventivo“. Sobraban las explicaciones.

No Hay Más Artículos