delfina

No hay nada más maravilloso que toparse con el trabajo de un diseñador (en este caso, diseñadora) joven que justo empieza y que, además, presenta una primera colección tan selváticamente deliciosa y llamativa como lo es la de Delfina Balda. Cuidado con el lookbook que mostramos más abajo, porque viene con un elevado riesgo de provocar enamoramiento masivo por todas sus piezas, más todavía en esta época del año en la que el calor aprieta y las vacaciones ya empiezan a enseñar la patita en el horizonte, y que es cuando más apetece vestir con ropa que sea alegre, colorida y refrescante.

La primera colección de esta argentina afincada en Nueva York es eso y más. Por un lado, está inspirada por el Amazonas y la naturaleza más salvaje, pero también homenajea a las prendas que su propia madre le hacía cuando era pequeña y tiene mucho del ADN colorista de las calles de su Argentina natal, por lo que todas las prendas combinan un toque místico a la vez que familiar que las hacen cercanas y muy atractivas. La colección está compuesta por túnicas de seda, pantalones de pata anchísima, faldas y shorts de talle alto, vestidos en tonos flúor… todo adornado con prints absolutamente loquísimos y realizado en materiales orgánicos y con cortes que les dan un aire de ropa refrescante. La colección de Primavera / Verano cuenta, además con una preciosa línea de accesorios realizados a mano e inspirados en los nativos del Amazonas.

Delfina produce toda su ropa en Nueva York y allí ya ha sido finalista del concurso “Made in America“, pero la versatilidad de su colección y su irresistible atractivo harán que gane no sólo muchos más concursos, sino el mismo corazón de la gente. Tenemos clarísimo que esta nueva promesa dará mucho que hablar en los próximos meses.

No Hay Más Artículos