king-city

Si existe un heredero natural de “Scott Pilgrim”, ese es “King City”… Ahora, además, DeBolsillo publica la edición definitiva del cómic de Brandon Graham en un precioso estuche.

 

Si alguien me preguntara a día de hoy cuál fue para mí (es decir: de forma totalmente subjetiva) el heredero natural de aquella “Scott Pilgrim” que marcó un antes y un después en nuestras viditas de lectores de cómics, no dudaría ni un instante en señalar directamente hacia “King City“, esa obra loquísima que hace unos años que se marcó el gran Brandon Graham. Y la cuestión es que no debo ser el único que piensa lo dicho más arriba, porque el mismísimo Bryan Lee O’Malley afrim´po en su momento sobre “King City” que es “Un cómic de nivel olímpico. Un cómic que hace saltos mortales. Lectura obligatoria“. Y si lo dice Lee O’Malley, por algo será… Para empezar, será porque “King City” guarda grandes parecidos más que razonables con “Scott Pilgrim” en cuanto a un tono preeminentemente popero, que bebe sin vergüenza del fresco chorro de la viñeta japonesa para darle brío a una trama poblada de referencias pop occidentales.

Y la cosa funciona… ¡Vamos que si funciona! “King City” se centra en las aventuras de Joe, que viene a ser lo que en la ciudad de King City se llama un Amo de Gato. Eso significa que es el afortunado poseedor de J.J. Gatosworth III, un gatate que se puede transformar en cualquier cosa si se le pone la inyección adecuada. Pero, de pronto, Joe y Gatosworth se meten en un jairi tremendo cuando un amigo, Pete, les pide que le ayuden a esconder a un alienígena que, curiosamente, parece ansiar la ciudad al completo. Muchos mamporros, muchas carcajadas y mucho surrealismo en un cómic imprescindible que en nuestro país se publicó en dos tomos y que, ahora, DeBolsillo vuelve a imprimir en su edición definitiva, contenida en un precioso estuche. Todo por 14,95 €… Pero, vamos, como si con algo tan memorable como “King City” pudiera (o debiera) ratearse el precio.

No Hay Más Artículos