Reconozcámoslo. El tema de los pantalones cortos para chico es un camino espinoso. Por un lado, predomina la cosa práctica esa -tan sobrevalorada por otra parte- de que, claro, como en verano hace calor, hay que ahorrar tela para que la piel y el ánimo respiren. Y es que si hay algo que tiene de malo la canícula es la relajación total del decoro y del bueno gusto . Hay excepciones, por supuesto, y la obsesión por los blogs y las webs de tendencias deberían de tener algo bueno a parte de estupidizar a nuestros jóvenes y hacer que dejen de querer ser Paula Vázquez para querer ser la sosa de Betty. Pero es un comienzo.

De cualquier forma, si a alguien afecta esta relajación del buen hacer en el vestir en verano es a los chicos. Desde aquí no escondemos lo poco partidarios que somos de los pantalones cargo (¿qué vais a hacer: la pesca de la trucha?) y de las bermudas (si yo no enseño las rodillas porque las tengo feas, tú tampoco deberías). Sin embargo, esta temporada estamos viendo por todas partes una variación del denostado pantalón corto para chico que no sólo convence, sino que gusta. Es más, que queda de muerte. Y lo que es mejor: con un toque inteligente en las combinaciones pueden dar lugar a un look perfecto. Es decir: objeto de moda + pragmatismo veraniego + prenda de elegancia sostenida = win, win, win. Hablamos nothing more y nothing less que del short para chico por encima de la rodilla. Un momento imprescindible en esta temporada. Y aquí la prueba en forma de tres marcas que han sacado los modelos que más nos han encantado.

Por un lado, Dockers incorpora esta pieza a sus colecciones para acabar de rematar el rollo de explorador urbanita pero intrépido que tienen todos sus lookbooks. Sabedores de que es la prenda ganadora en cualquier armario masculino este año, han sacado tres líneas diferentes de las que destacamos dos: la check plaid (en plan golfista de los años 60, con cuadros y colores azulados y relajantes), y la línea tailored, con bolsillos laterales, en colores lisos con predominancia de los colores tierra y neutros. Tan fácil como combinarlo con una camiseta de algodón et voilá. Ideal tanto para ir a un torneo de Polo como de shopping callejero.

Otra marca que apuesta por este look arreglado pero informal y efectivísimo que dan los shorts para chico es Levi´s. Para su imparable colección de verano Red Tab (nos lo quedaríamos todo-todo-todo) han incluido unos cuantos modelos en la línea de lo visto hasta el momento: para favorecer un look juvenil tirando a universitario californiano despreocupado pero classy. Nos gustan sus modelos de algodón pero, cómo no, nos quedamos con los denim. Más auténticos y genuinos.

Luego tenemos Meltin´Pot, una marca distendida y muy atenta a lo que se mueve pero con la vista muy puesta en el hecho de poder ser llevada en cualquier momento, versátil y efectiva. En su colección de shorts para chico y verano reinterpretan el pantalón cargo en un modo que así, sí. Sus tejidos son recios y resistentes, para los que arrugan un poco la nariz con tanto algodón y tanta tela fina para ser combinada con náuticos. Perdurables y cómodos. A prueba de festivaleros y duras jornadas estivales.

[Estela Cebrián]

No Hay Más Artículos