adieu-au-langage

Cerramos nuestras crónicas del Festival de Sitges 2014 con el palmarés… y con un canto de amor a “Adieu au Langage” de Jean-Luc Godard.

 

Qué satisfacción ver cómo tu apuesta resulta ganadora… Hace casi una semana, abría mi primera crónica del Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya 2014 marcando como favorita en mi quiniela personal la “I Origins” de Mike Cahill. Y hoy puedo confirmar que, efectivamente, esta es la película que finalmente ha sido premiada como la Mejor Película de este Festival de Sitges 2014 que acabamos de cerrar después de diez días de intensidad cinematográfica mucho más allá de los límites que se le presuponen al género fantástico. No me canso de repetirlo: este es un festival que propone múltiples caminos para recorrer su programación. Algunos de estos caminos te mancharán la suela de los zapatos de rojo sangre, y otros no los podrás transitar si no llevas gafas de pasta. Pero lo mejor de todo, al fin y al cabo, es acabar con las monturas de pasta negras rotas por la mitad y con las manos embadurnadas de hemoglobina: ¿por qué quedarse con uno de los dos caminos cuando lo interesante aquí es disfrutar de todas las opciones que el festival te ponga por delante?

Pongamos, por ejemplo, las dos películas más destacadas de la manga final de Sitges 2014. La primera de ellas sería , sin lugar a dudas, “Adieu au Langage“: Jean-Luc Godard no es que opere en el lado gafapasta de la vida, es que juega en otra liga. En su propia liga. Para empezar, resulta francamente difícil considerar “Adieu au Langage” como una “película”: ¿sería más acertado considerarla como una especie de manifesto / camión de basura que va recogiendo los detritus ideológicos de los grandes clásicos literarios que siempre han preñado la filmografía de Godard? Podría ser. Pero entonces habría que obviar que este film es válido por sí solo sin necesidad de ningún tipo de diálogos ni de palabras (ahí una de las múltiples explicaciones del lenguaje): “Adieu au Langage” es el juguete con el Godard ha experimentado con el 3D, pero lo interesante es que su juego tiene más de terrorista y agresivo contra el espectador que cualquier otro film que se haya podido ver en el certamen catalán. De hecho, incluso puede considerarse que otra de las justificaciones del título habla del propio lenguaje cinematográfico, ya que el realizador pasa por alto cualquier regla pre-establecida de coherencia (desde el propio rácord hasta el hecho de que las conversaciones fluyan de forma entendible). Tan bella como inabarcable, tan apasionante como imposible de asimilar en su totalidad, tan indescifrable como sugerentemente abierta a mil interpretaciones personales, “Adieu au Langage” vuelve a demostrar que Godard habita en el futuro. Un futuro donde las palabras no se articulan en frases y donde las imágenes no se concatenan en ningún tipo de lenguaje fílmico.

tusk

La segunda película destacada de este grand finale de Sitges 2014 contrapone el goce hemoglobínico al pajillerismo godardiano: “Red State” convenció a cierta cuota del público habitual de Kevin Smith de que el director volvía a estar en plena forma por mucho que esta forma le llevara a territorios (casi) nada habituales en su filmografía hasta el momento. Después de un amago de retirada (Smith declaró reiteradamente que a punto estuvo de tirar la toalla en lo que respecta a ponerse detrás de una cámara cinematográfica), el hombre vuelve con un potentísimo film de género que, a su vez, se chotea del propio género. Cierto es que aquí no hay rastro del Kevin Smith adicto al meta-chiste y a los juegos laberínticos entre su propio cine y la sub-cultura que le nutría: ahora el director simple y llanamente dirige películas en un formato clásico, sin coartadas meta ni ningún otro tipo de jugueteos smart. Pero que “Tusk” sea una película de género típica y tópica (que cruza “Misery” con cualquier otro villano loco adicto a la experimentación con humanos que te pueda venir a la cabeza) no significa que no se cachondée continuamente de su propia condición, no sólo rozando la frontera con la parodia, sino cruzándola directamente y manteniendo una divertidísima y elocuente tensión con su propia condición: en la forma un flamante producto con potencial comercial, en el fondo una película que se ríe de ese propio potencial comercial. Sólo cabe esperar que, tras films tan brillantes como “Red State” o el “Tusk” que nos ocupa, a Kevin Smith no se le vuelva a pasar por la cabeza eso de retirarse.

What We Do In The Shadows” llegaba al festival avalada por el hecho de venir dirigida por uno de los dos tipos de “Flight of the Concords“… Pero también un poco lastrada por el hecho de que el 80% de la humanidad siempre hemos pensado que aquella serie no era ni la mitad de graciosa de lo que se creía. Fuera ideas preconcebidas: el escenario ideal sería caer ante “What We Do In The Shadows” sin saber nada de ella. Es entonces cuando se disfruta completamente de este film dirigido e interpretado por Jemaine Clement y Taika Waititi y que se ríe frontalmente tanto del formato “The Office” (pero aplicado al cine) como de las ficciones vampíricas de cualquier generación (de hecho, al provenir cada uno de sus protagonistas de una época diferente, se ríe de las ficciones vampíricas de todas las generaciones). Nada nuevo bajo el sol: las bromas de “What We Do In The Shadows” son tan antiguas como efectivas, y aunque en el tramo final el film pierde fuelle y aburre ligeramente por la vía de la reiteración, hay que reconocer que bien podría convertirse en un nuevo clásico a la altura de “Shaun of the Dead“. O, al menos, hasta que el trinomio formado por Edgar Wright, Simon Pegg y Nick Frost se atrevan con el cine de vampiros.

the-double

Y, por último, substituiremos la habitual sección “pelis malas” de mis anteriores crónicas del festival por la “pelis que no son malas pero que tampoco te van a cambiar la vida (y menos en un festival en el que te tragas una media de tres o cuatro sesiones al día)“. “The Double” debería ser la confirmación de Richard Ayoade tras su estimable “Submarine“, pero lo cierto es que pese a tener detrás el respaldo de la ficción original de Dostoievski, el film no resulta tan brillante en lo visual como aquel trabajo que tan alegremente bebía de la Nouvelle Vague más pop: será que está demasiado concentrado en sorprender al espectador con sus piruetas narrativas como para llevar hasta el extremo algunas de sus más que acertadas propuestas visuales. De forma similar, “A Hard Day” pone toda la carne en el asador de los giros sorprendentes de una trama policíaca mil y una veces vista en el cine oriental: el film de Kim Seong-hun es un portento en cuanto a ritmo y elegancia visual, aunque hay que reconocer que lo que es un caramelazo para los fans del género, para el resto de los mortales puede convertirse en un deja-vu constante. Eso sí: el deja-vu no va a impedirle a nadie el subidón de adrenalina que supone “A Hard Day“.

El palmarés del Festival Internacional de Cinema de Catalunay 2014 es el siguiente:

Secció Oficial Fantàstic Sitges 47
Premio a la mejor película: I ORIGINS, de Mike Cahill.
Premio especial del jurado: THE BABADOOK, de Jennifer Kent.
Premio a la mejor dirección: CUB, de Jonas Govaerts.
Premi al mejor: Nathan Phillips por THESE FINAL HOURS, de Zak Hilditch.
Koji Yakusho por THE WORLD OF KANAKO, de Tetsuya Nakashima.
Premio a la mejor actriz: Essie Davis por THE BABADOOK, de Jennifer Kent.
Julianne Moore por MAPS TO THE STARS, de David Cronenberg.
Premio al mejor guión: YOUNG ONES, de Jake Paltrow.
Premio a la mejor fotografía: JAMIE MARKS IS DEAD, de Carter Smith.
Premio a los mejores efectos especiales: THE SIGNAL, de William Eubank.
Premio al mejor corto: OSCAR DESAFINADO, de Mikel Alvariño.

Mención especial:
POS ESO, de Sam.
WHAT WE DO IN THE SHADOWS, de Taika Waititi y Jemaine Clement.
A GIRL WALKS HOME ALONE AT NIGHT, de Ana Lily Amirpour.
SPRING, de Justin Benson y Aaron Moorhead.

Gran Premi del Públic (Secció Oficial Fantàstic en Competició)
Premi a la millor pel·lícula: WHAT WE DO IN THE SHADOWS, de Taika Waititi y Jemaine Clement.

Premios Secció Oficial Fantàstic Òrbita
Premio a la mejor película: HYENA, de Gerard Johnson.
Premi al millor director: COLD IN JULY, de Jim Mickle.
Mención especial: ’71, d’ Yann Demange.

Premios Secció Oficial Fantàstic Panorama
Premio al mejor largo: THE TREATMENT, de Hans Herbots.
Mención especial: CREEP, de Patrick Brice.

Premios Méliès de Plata
Premio al mejor largo: GOODNIGHT MOMMY, de Veronika Franz y Severin Fiala.
Premio al mejor corto: AUTUMM HARVEST, de Fredrik S. Hana.

Premios de la Crítica
Premio José Luis Guarner a la mejor película: RÉALITE, de Quentin Dupieux.
Mención Especial de la crítica: GOODNIGHT MOMMY, de Veronika Franz y Severin Fiala.

Premios Citizen Kane
Premio al mejor director novel: A GIRL WALKS HOME ALONE AT NIGHT, de Ana Lily Amirpour.
Mención especial: WHEN ANIMALS DREAM, de Jonas Alexander.

Premios Noves Visions
Premio a la mejor película de ficción: HAN GONG-JU, de Lee Su-jin.
Premio a la mejor película de no ficción: NON-FICTION DIARY, de Jung Yoon-suk.
Mención especial: THE DUKE OF BURGUNDY, de Peter Strickland.

Premios Focus Àsia
Premio a la mejor película: MAD SAD BAD, de Han Ji-seung, Kim Tae-yong y Ryoo Seung-wan.
Mención especial: HWAYI: A MONSTER BOY, de Jang Joon-hwan.

Premios Anima’t
Premio al mejor largo de animación: THE SATELLITE GIRL AND MILK COW, de Chang Hyung-yun.
Premio al mejor corto de animación: PINEAPPLE CALAMARI, de Kasia Nalewajka
Mención especial: DINNER FOR FEW, de Nassos Vakalis.

Premio Brigadoon Paul Naschy
Premio al mejor corto fantástico presentado en esta sección: LINE UP, de Àlex Julià.

Premios Jurat Carnet Jove
Premio a la mejor película de Secció Oficial Fantàstic Sitges 47: A GIRL WALKS HOME ALONE AT NIGHT, de Ana Lily Amirpour.
CUB, de Jonas Govaerts.
Premio a la mejor película de la secció Midnight X-Treme: THE HOUSES OCTOBER BUILT, de Bobby Roe.
Premio Emergents: AMOR ETERNO, de Marçal Forés.
Premio Experimenta: THE TRIBE, de Myroslav Slaboshpytskiy.

Premios Phonetastic Sitges Mobile Film Festival
Premio al mejor corto: SECTOR ZERO 4, de Alfonso García López.
Premio del público: INTRUSOS, de Iván Mourin.
Premi Blood Window: THE STRANGER, de Guillermo Amoedo.

Premios SGAE Nova Autoria
Premio a la mejor realización: Víctor Alonso Berbal, por PUÑO Y METAL, de la Universitat Pompeu Fabra.
Premio al mejor guión: Joaquim Barceló por DINOSAURIOS, de Joaquim Barceló y Amanda Gómez, de la Universitat Ramon-Llull-Blanquerna Comunicació.
Premio a la mejor música original: Alain Gómez Reglá y Luis Daniel González por PILATO, PILATO, de Roberto Russo, de la Escola de Cinema Bande à part.

No Hay Más Artículos