jaimeberiestain1

El interiorista Jaime Beriestain ha abierto en Barcelona el multiespacio definitivo: una concept store y un café restaurante… ¿La idea? Que te sientas como en casa.

 

Jaime Beristain es un reconocido interiorista chileno que aterrizó en Barcelona con la excusa de hacer un postgrado, que se enamoró de nuestra ciudad y que, en consecuencia, decidió quedarse. Pronto, la Ciudad Condal le correspondería en cariño y pasión gracias a los trabajos que realizó desde su despacho, y hoy en día su firma es una de las más populares y valoradas de la ciudad. Esta admiración se vería colmada en el año 2011 gracias a la apertura de su showroom, que es considerado una de las mejores tiendas de diseño no sólo de nuestra ciudad, sino de todo el país. Con estas credenciales, es normal que, en cuanto se supo que Jaime Beristain abriría una concept store, la ciudad recibiera la noticia con estupor y temblores… pero estupor y temblores de pura emoción, claro. Resulta, además, que la nueva tienda no vendría sola, sino junto a un Café Restaurante que convertirían el número 167  de la calle Pau Claris en uno de los corners más elegantes e imprescindibles de toda la ciudad.

El multiespacio de Jaime Beristain se construye sobre dos ideas muy claras: reunir todo lo que el diseñador ama (desde el mobiliario vintage hasta las flores, pasando por la gastronomía, la restauración y, especialmente, el arte en todas sus facetas) y construir un espacio que reciba al visitante como si fuera un invitado en su casa. Por eso, el local está dividido en diferentes secciones que recuerdan, precisamente, a la distribución de un hogar: los diferentes objetos que se encuentran al a venta se distribuyen en diferentes espacios que hacen pensar inmediatamente en las estancias de una casa y que están organizadas de forma temática (mobiliario urbano, rústico, marítimo…). Todo está pensado para que el mínimo detalle luzca en todo su esplendor. Y, así, es fácil perderse entre sus muebles, sus accesorios de cocina y de baño, y soñar con poder tener una casa tan bonita como la que nos presentan aquí. Y luego está la floristería… Resulta que Beristain es un apasionado de las flores (detalle importantísimo en todo buen anfitrión que se precie) y su floristería es uno de los rincones más bonitos de todo el Eixample barcelonés. Reciben diariamente flores procedentes de Holanda que decoran y aromatizan todas las estancias, y también realizan arreglos florales por encargo siempre bajo su atenta supervisión.

 

 

Todo esto en cuanto a la concept store… Pero hay que reconocer que la niña bonita del lugar es el Café Restaurante: el espacio que el propio Jaime reconoce como el más familiar, pues está diseñado recordando sus momentos de la infancia observando cómo cocinaba su abuela Sofía y oliendo las comidas familiares al calor de su cocina. Un espacio de aires fancy neoyorquinos donde se ofrecen unos desayunos inolvidables (cuidadín con su bagel de salmón con mostaza de eneldo y mozzarella para los fans de lo salado y a su desayuno francés compuesto de café, pan brioché mantequilla y mermelada para los frikis del dulce) y en el que la cocina tradicional es el motor que mueve sus fogones. La carta recupera alguno de los platos de su abuela Sofía (como su sopa de cebolla) y presenta otros tradicionales pero puestos al día (como el Banoffe Cake, el pollo de corral o la terrina melosa de cordero), todos realizados con productos de proximidad y de primerísima calidad.

Total, que con este rincón (al que no podemos llamar del todo “nuevo” porque ya hace algunos meses que habita en Barcelona), Jaime Beristain ha conseguido crear un espacio donde hay, literalmente, todo lo que necesitas en tu casa y en tu vida para ser feliz.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend