Mencionar a The Ruby Suns implica pensar inmediatamente en una de las bandas que mejor supieron entender la nueva ola africanista y worldmusiquista de los últimos años. Su debut apuntaba maneras, pero es que su tremendo “Fight Softly” les llevó a un nuevo estadio de experimentación sublime en la que supieron engarzar múltiples anzuelos pop. Poco de aquello, sin embargo, parece quedar en “Kingfisher Call Me“, el single de adelanto del que será su tercer trabajo, que se titulará “Christopher” y que se lanzará oficialmente a finales de enero. El sol y la limpieza instrumental desaparecieron en el horizonte hace tiempo y ahora parece ser el momento de una bruma electrónica más oscura pero igual de nítida, mucho más en la línea del último synth pop que sigue bebiendo de la estética darks (pero sin pasarse). The Ruby Suns siguen re-inventandose… Y eso sólo pueden ser buenas noticias.

No Hay Más Artículos