romanticidio

Tanto nos han vendido el ideal de mujer fuerte que no necesita el amor que, llegados al nuevo siglo, parece que lo que toca más bien es plantearse si ese paradigma es tan positivo como parecía al principio. Uno de los principales valores de las amazonas independientes que blindan su corazón suele ser el romanticidio, que si nos fiamos de los chicos de Blackie Books podría definirse de la siguiente manera: “(Voz formada por la unión de los vocablos homicidio y romanticismo). 1. m. Asesinato despiadado de todas las proyecciones románticas que realizamos con intención de ver el mundo mejor de como es realmente“. Y habrá quien se pregunte: ¿por qué deberíamos de fiarnos de Blackie Books a este respecto? Porque esta editorial ha sido la encargada de publicar en nuestro país “Romanticidio“, la novela en la que Carolina Cutolo coge el denominado romanticidio y se pregunta si realmente mola tanto como pensábamos.

Lo hace a través de la historia de Marzia Capotorti, una chica que decide dejar la carrera universitaria (porque, total, la eligió echándolo a suertes) y dedicarse a poner copas en el bar Verve. Todo esto, sin embargo, le da un poco igual: lo que a ella le preocupa es morir de forma ridícula. Y ya sabes cómo va esto: cuanto más te obsesiones con que algo no ocurra, más probabilidades tienes de que realmente ocurra. Dicho y hecho: un accidente ridículo deja a Marzia en un coma en el que, sin embargo, ella es consciente de todo lo que está pasando, de todas las confesiones que la gente que va pasando por su cama vierte sobre ella pensando que no escucha. Poco a poco, Marzia se irá planteando si su repudia del amor realmente le hace feliz. En tiempos de crisis… ¿volveremos todos a valorar el amor tal y como se merece?

No Hay Más Artículos

Send this to a friend