Algunas son las voces que critican a ciertos festivales de cine que tienen como eje principal la temática gay (por mucho que algunos de esos eventos, como el barcelonés Fire!!, sepan quitarse de encima las críticas a base de un enfoque inteligente) u otras temáticas que, a día de hoy, parecen realmente superadas e innecesariamente reivindicables. No es el caso del Festival de Cinema Jueu de Barcelona (que se celebrará del 11 al 19 de junio en Barcelona y del 14 al 18 de junio en Madrid), un evento que no hace de la condición judía una bandera, sino que prefiere ceñirse a su lema “Cine Abierto de Mente” a la hora de conformar un cartel que no sólo hace visible la práctica de esta religión, sino que teje una amplia tela de araña que va desde la religión hacia todo un conjunto de temáticas diversas para explorar cómo convergen.

El principal fuerte del enfoque del festival reside en su sección de largometrages de ficción, con nueve películas (siete de las cuales son estrenos en España y una de ellas es un pre-estreno) entre las que destacan “The Bubble” (en la foto; donde el siempre interesante Eytan Fox, director de “Yosi & Jagger“, aborda diferentes relaciones de amistad y amor homosexual en una sociedad violenta), “Anita” (en la que Marcos Carnevale aborda la odisea de una niña con Síndrome de Down que queda totalmente desamparada tras un atentado contra la Asociación Mutual Argentino Israelita), “Protektor” (historia de amor insano entre una actriz judía y un locutor alemán en los primeros días de la II Guerra Mundial, dirigida por Marek Najbrt), “Mahler on the Couch” (retrato de la tormentosa relación de Gustav Mahler con su esposa Alma de la mano de Percy Adlon -director de “Bagdad Café“- y su hijo Felix), “The Infidel” (cinta en la que Josh Appignanesi recurre al humor por todo lo alto para contar la historia de un musulmán que descubre sus orígenes judíos y se dispone a explorarlos), “Holly Rollers” (uno de los films más esperados del festival, donde Kevin Ash dirige a un Jesse Eisenberg que interpreta a un judio ortodoxo que se mete a contrabandista de éxtasis entre Amsterdam y Nueva York), “El Viaje del Director de Recursos Humanos” (en la que Eran Riklis explora el loquísimo viaje de un director de recursos humanos desde Jerusalén hasta Rumania), “Little Rose” (triángulo amoroso en el Jan Kidawa-Blooski encierra a la espía Little Rose, a su espiado y a su coaccionador enlace) y “Life is Too Long” (comedia de Dani Levy con la que soltar grandes carcajadas gracias a la peripatética existencia de un cineasta judío e hipcondríaco… ejem).

Pero no se acaba aquí la oferta del Festival de Cinema Jueu de Barcelona, ya que a todo lo dicho hay que sumar una sección documental (con ocho cintas, seis de ellas estreno exclusivo en España) y una sesión de documental corto. Con todo ello, el festival opta por seguir dando voz a la pluralidad, la convivencia y el conocimiento de otras culturas. Y de hecho, esta voz llegará realmente lejos, ya que la Casa Sefarad-Israel se marcará una selección de seis películas en Madrid y, a su vez, también habrán dos proyecciones en Girona en colaboración con el Patronat Call de Girona. En Barcelona, por su parte, podrán disfrutarse de las poryecciones (puedes acceder a los horarios aquí) en dos espacios diferentes: el Institut Francès y la Plaça de Sant Felip Neri, donde los pases serán completamente gratuitos. ¿Te creías abierto de mente? No necesitas probarlo. Simplemente disfruta con estos peliculones.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend