La conjunción de genios es, simple y llanamente, deslumbrante. A saber: “Las Damas del Bois de Boulogne” (a la que le dedicamos la imagen que encumbra este post), además de ser una de las películas más importantes de la historia del cine en general y de la cinematografía francesa que acabaría por influir vitalmente en la Nouvelle Vague en particular, consiguió aunar los genios de Robert Bresson (director que actuaría aquí de maestro de ceremonias para orquestar el resto de creatividades desbordantes), Jean Cocteau (enfant terrible que aquí se explayó ocupándose de los diálogos) y Denis Diderot (que queda más lejos temporalmente de los antes mencionados pero que resulta ser el autor del libro “Jaques El Fatalista” en el que se basa el film). Como espectador de excepción, un Paul Guth que pudo asistir de primera mano al rodaje de “Las Damas del Bois de Boulogne” a lo largo de 1944 y principios de 1945, años difíciles en los que la Segunda Guerra Mundial estaba irremediablemente en el ambiente. Más tarde, Gluth plasmaría su visión de este duelo de titanes en el libro “Sombras de un Sueño“, pero lo cierto es que este es un autor casi nunca publicado en nuestro país, lo que nos dejó huérfanos de este tomo… Por suerte, la editorial Contra lo ha recuperado y lo va a poner donde se merece: en primera línea de fuego. Estará en las librerías en octubre con prólogo de Gonzalo de Lucas. Ahí, rizando el rizo.

No Hay Más Artículos