Con dos veces no basta. Ni siquiera con tres ni con cuatro. El teaser de la colección de otoño / invierno de Lanvin es droja. Con sólo un minuto de duración he sido capaz de ponérmelo on repeat siete veces y mi fascinación y asombro permanecen intactos. La cosa es tan jarta como ver a dos modelos femeninas y dos masculinos bailando lo que viene siendo como el culo (serán de la escuela de Róisín Murphy) en un entorno de lo más rococó y new chic vestidos con lo mejorcito de la nueva colección de la firma parisina… y todo al ritmo del “I Know You Want Me” de Pitbull. De traca. Ver a unas señoritas tan guapas y tan bien vestidas bailando semejante cosa y tan mal es desconcertante. Sus caras son de seriedad total. Osea, son tan guays… y bailan Pitbull, que es como lo menos guay. Que con la garrulada esta de fondo una sólo piensa en cubatas derramados y quemadas de cigarro y sin embargo ahí están, ahí están viendo pasar el tiempo, vestidas de Lanvin (pronunciad bien – [lanvan] – que si no me jodéis la rima). Hipnótico. Muy fuerte. Lo mejor de todo es el señor Alber Elbaz en plan aparición estelar en las últimas décimas de segundo del vídeo, atuendado con esmóquin, pañuelo al viento y sombrero haciendo sitio rollo “quita, que vengo” y dándolo todo. Hilarante y mítico. Olé sus huevos (de oro), señor Elbaz.

No Hay Más Artículos