Las Trilltapes siguen encapsulando el espíritu del club TRILL… Ahora, de la mano de Ankla y una de esas mixtapes que te solucionan el fin de semana.

 

Podría parecer que, para entender de forma plena esta mixtape, habría que conocer dos conceptos previos… El primero de ellos es, evidentemente, TRILL: ese club semanal que cada sábado desembarca en Razzmatazz Clubs (Barcelona) con una programación muy tremenda que no hace nada más y nada menos que lubricar los engranajes de los future beats, el nu-r&b, el trap y todos esos nuevos géneros periféricos que muchos clubs miran por encima del hombro (como acto de puro miedo a lo desconocido). En el TRILL, sin embargo, a estos géneros se les mira directamente a los ojos.

Y, de vez en cuando, incluso se les mira a la entrepierna, que nadie va a poner en tela de juicio que gran parte del éxito de estos géneros entre las generaciones más jóvenes reside en lo que tienen de calentorros. Sea como sea, esto entronca con el segundo concepto a conocer antes de lanzarse a la escucha de esta mezcla: las Trilltapes, una serie de mixtapes que se inauguraron con una pieza de Judah (que puedes escuchar aquí) y que quiere convertir el TRILL en un modo de vida que puedas exprimir cualquier día de tu vida. Lo único que necesitas son unos altavoces o unos auriculares… Y darle al play, claro.

Esta Trilltape mezclada por Ankal es un chorrazo jodidamente refrescante repleto de tonadillas reconocibles que se entrelazan con sorpresas y verdaderas joyas ocultas.

Aun así, también habrá que reconocer que esta segunda Trilltape mezclada por Ankla también puede ser gozada y disfrutada sin los dos conocimientos previos mencionados. Al fin y al cabo, nos encontramos ante un chorrazo jodidamente refrescante repleto de tonadillas reconocibles (desde la apertura con Miley Cyrus a Future Brown pasando por Kelela) que se entrelazan con sorpresas (como la revisión del “That Boy Is Mine” en “Dis Boy” de Swaqqy Dolphin x Swisha Sweet) y joyas ocultas que te dejarán con ganas de investigar quién es el autor.

No se podía esperar menos de Ankla, señorito de Granada que hace tiempo que suena bien fuerte no sólo por su labor como dj, sino también por su maestría como diseñador gráfico y como promotor de las fiestas Sirope… 35 minutos que saben a poco y que te dejan con ganas de más. Por suerte, cada sábado tienes (mucho) más en el TRILL. Como para no aceptar una oferta tan seductora. [Más información en el Facebook de Trill y en el Soundcloud de Ankla]

 

No Hay Más Artículos