noves-visions

Noves Visions vuelve a ser el oasis para los aficionados al cine de autor en el próximo Festival de Sitges 2014… Aquí el Top 10 de cintas imperdibles en esta sección.

 

Hace ya bastantes ediciones que el Festival Internacional de Cinema Fantàstico de Catalunya (es decir: el Festival de Sitges), que este año se celebra del 3 al 12 de octubre, se ha convertido en algo así como un ser bicéfalo puesto al servicio del placer de dos audiencias muy diferentes… Por un lado está el público de toda la vida, la horda de aficionados al fantástico que esperar ver este festival con una cara de monstruo sanguinario dispuesto a arrancarles por igual respingos de horror y risas de cachondeo. Pero también hay otro público, cada vez más creciente, que quiere ver otra cara del festival: una cara con gafas de pasta y con la que se puede conversar de cine “elevado” (sí, estamos hablando de esos esnobistas redomados que, como nosotros, todavía creen en una separación entre la baja y la alta cultura y que nos creemos con la llave de acceso a la segunda).

Este segundo animal habitual del Festival de Sitges tiene una sección que adora particularmente: Noves Visions. Esta sección, sin lugar a dudas, es la que ha justificado lo de “internacional” en el nombre del festival: en este cajón uber-temático siempre hay una buena colección de nombres propios que se miran directamente en el espejo de grandes como Cannes o Venecia. Pero el carácter profundamente autoral de la mayor parte de participantes de esta sección hace particularmente difícil guiarse y acertar el tiro a la hora de seleccionar entre un puñado de autores insultantemente nuevos o injustamente desconocidos.

En este Festival de Sitges 2014, la sección Noves Visions volverá a contar con grandes nombres como Bruce LaBruce (que estrena su muy musical “Pierrot Lunaire“), Kim Ki-duk (con la dosis habitual de locura en “One on One“) o Michel Gondry (con el documental “Is The Man Who Is Tall Happy?” sobre  Noam Chomsky), además de grandes presencias indirectas como las de Breat Easton Ellis (como guionista de “The Curse of Downers Grove“) o Leos Carax (quien, tras triunfar hace un par de ediciones con su “Holy Motors“, vuelve como objeto de estudio del documental “Mr. Leos CaraX“). Tampoco habría que perder de vista la cuota oriental del festival, ya sea en su vertiente más contemplativa (“2030“) o en su tendencia más surrealista hacia la locura multicolor (“The Pinkie“). Lo mismo puede decirse con la cuota griega (la vampírica y ochentera “Norway“), la cuota gay (con productos tan freaks como la algo travesti “Der Samurai“) o la cuota indie (con esa “The Infinite Man” que parece referenciar y reverenciar a “Eternal Sunshine of the Spotless Mind“). Pero, por encima de todas ellas, hay diez films que brillar con una luz cegadora… A continuación, nombres y motivos. Pelos y señales. Sangre, sudor y lágrimas. ¿Seguimos’

 

wetlands-ok

10. WETANDS. Por ahí se habla mucho de Miranda July al sopesar esta “Wetlands” de David F. Wnendt… Será porque, como la July, la protagonista de esta película demuestra una capacidad para la autoconsciencia explorativa tendente hacia lo ensimismado. Pero lo que en Miranda es ahínco por convertirse en la loca del chocho indie definitiva, en esta Helen encarnada por Carla Jurl es más bien un dulce aventura hacia el placer sexual a través de la estimulación del propio cuerpo. Vamos, que Helen se pasa el día tocándose de las formas y en las compañías (animadas e inanimadas) más diversas. Así las cosas, no es de extrañar que, cuando tiene un accidente en plena depilación y ha de visitar el hospital, lo ponga realmente del revés. Eso es sólo el principio de “Welands“, la película más freak de este Sitges 2014… El resto hay que verlo.

 

taller-capuchock

9. TALLER CAPUCHOC. Tras aquella “Mi Loco Erasmus” que confirmó a Didac Alcaraz como la prima donna (o dicho con todo el respeto del mundo) del humor low cost patrio, Carlo Padial vuelve a construir uno de esos artefactos en los que es imposible saber dónde acaba el director y dónde empieza el actor… “Taller Capuchoc” es, evidentemente, “la primera película con Miguel Noguera como protagonista“. Es decir: algo que muchos llevan un par de temporadas esperando. Pero también es una sátira brutal del mundillo literario: Noguera interpreta a un escritor que empieza a sospechar que todos los alumnos de su taller literario quieren acabar con él de las formas más abstractas posibles. ¿La cinta destinada a convertirse en el profeta definitivo de la risa low cost española? Todo parece apuntar a que sí.

1 2 3
No Hay Más Artículos