¡Temazos de la semana! Templeton, James Blake, Disco Las Palmeras!, Tommy Cash…

El nuevo temazo de Lily Allen nos tiene tan locos como el video de Stanley Sunday para Templeton… Y ojo con el resto de nuevos temazos de James Blake, Disco Las Palmeras!, Tommy Cash ¡y más!

 

¡FLASH!, de Templeton. Stanley Sunday está explorando últimamente su vertiente más narrativa en ciertos videoclips… Pero, mirad, si de vez en cuando quiere permitirse jodidas maravillas en su línea de locura visual como este “¡Flash!” para Templeton, es que no nos podría parecer más fetén. Sobre todo porque a la canción le sienta mucho más que bien esta especie de delirio que lleva el collage audiovisual a un territorio totalmente ignoto y profundamente sugerente.

 

AMERICAN GUILT, de Unknown Mortal Orchestra. En su último álbum, Multi-Love, Unknown Mortal Orchestra practicaron un interesante viraje hacia un sonido limpio y nítido sin abandonar su particular mezcla de psicodelia, pop, rock, soul y funk. Pero parece que Ruban Nielson, alma máter de la banda, quiere retornar a sus raíces lo-fi con el single “American Guilt”, que además se adentra en el rock setentero para mayor gloria de la destreza guitarrera de Nielson. Así se presenta su próximo trabajo, de pecaminoso título: “Sex & Food”.

 

DON’T STOP THE DANCE, de Bigott. Bigott goes disco-funk. De este modo se resumiría el salto estilístico de Borja Laudo del elegante pop perfilado con Jeremy Jay como productor en sus dos anteriores LPs al sonido del tema que adelanta “Candy Valley”, a publicarse en febrero. Y, al igual que otras veces a lo largo de su carrera, Bigott ejecuta la pirueta con acierto y sentido del humor, el cual traslada a un videoclip en el que se le ve danzando y contoneándose por diferentes calles y espacios de su Zaragoza natal.

 

EMPTY WORDS, de Whyte Horses. Cuando Whyte Horses nos atraparon con las coloristas canciones de su debut en largo, “Pop Or Not”, sentimos el mismo chispeante cosquilleo que aparecía al escuchar a The Go! Team. Lógico, ya que su cabecilla, Ian Parton, había intervenido en el disco. Sin embargo, Whyte Horses se aproximaban más al pop psicodélico sesentero que al funk yanqui repleto de metales y confeti. Algo que puede cambiar en su segundo álbum, “Empty Words”, cuyo corte titular deja entrever que esa división se está difuminando.

 

GOLDEN SPIRAL, de Holly Miranda. El nombre de Holly Miranda se ha asociado desde los inicios de su trayectoria en solitario al concepto de cantante delicada y compositora experta en transmitir con cuidado toda clase de emociones. Pero, como ella misma dice, nunca se propone hacer dos veces el mismo disco, intención que se traduce en su capacidad de parecer varias cantautoras en una sola. Así lo demostró en su anterior álbum homónimo y continuará demostrando en “Mutual Horse” (en el que han colaborado Kyp Malone de TV On The Radio y miembros de Modest Mouse o Built To Spill) a juzgar por su segundo sencillo, “Golden Spiral”, en el que endurece (relativamente) su sonido.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend