royksopp-robyn-sayit

La unión de Röyksopp y Robyn empieza a no tener nombre… Si lo de “Sayit” ya es puro temarral, el videoclip es de los que deja noqueados.

 

Reconozcámoslo: a tenor de la unión bizarra de Röyksopp & Robyn todos hemos pasado por diferentes fases… La primera de ellas, justo cuando cayó la bomba de que esta gentuza de bien se iba a reunir para lanzar un trabajo al alimón y para girar a la greña, fue una fase de jolgorio erotico-festivo: nos ponía muy pero que muy cachondones fantasear con lo que pudiera salir de esta unión que seguro que haría la fuerza (“fuerza” entendido como que iba a ser una unión muy “fuerta”, vamos). Gran parte de la culpa de este jolgorio la tuvo un teaser que dejaba con el culo torcido a base de bombo y de tralla poligonera de la buena. La segunda fase, sin embargo, fue de retraimiento. Fue inevitable: cuando se pudieron escuchar trocitos de algunas de las canciones, el soufflé se vino abajo, ya que por mucho que se esperara choni-bombo todo el rato parecía que también iba a haber rollito electro-popero del de toda la vida. Y eso puede molar, pero seguro que mola menos que lo que se dejó entrever en el trailer.

Y ahora aquí estamos, en la tercera fase de la invasión de los alienígenas Röyksopp y Robyn: el EP “Do It Again” (Dog Triumph, 2014) se lanzará oficialmente el próximo 26 de mayo. Inminentemente. Y, para devolvernos las ilusiones iniciales, los extraterrestres se han marcado un videoclip realmente tremebundo para el temarral “Sayit“, donde regresan los bombos y los ecos poligoneros de un futuro robótico. En esta pieza dirigida por Sandberg & Timonen vemos a Robyn vestida como una geisha bondage con banderines a lo “Ran” de Akira Kurosawa acompañada por dos maromazos con hombreras redondeadas y máscaras bien de glitter. También hay un gallo de pelea y un perro que habla. Y mucha distorsión digital en la imagen. Todo para que, al final, mires en el calendario cuándo desparramarás con esto en el próximo Sónar 2014 y, mientras tanto, te quedes embobado ante la pantalla preguntándote si eso que sale por tus orejas es lefa. De puro placer.

 

No Hay Más Artículos